El multimillonario japonés Yusaku Maezawa invita a todo el mundo a viajar con él a la Luna a bordo de la nave que desarrolla la SpaceX de Elon Musk

Se busca: ocho personas para ir y volver a la Luna en un viaje privado, totalmente gratis. Parece una propuesta descabellada; incluso lunática, nunca mejor dicho. Pero es absolutamente seria. Yusaku Maezawa, uno de los hombres más ricos de Japón, busca a ocho acompañantes, gente de cualquier lugar del mundo, que vayan con él a nuestro satélite a bordo de la nave fabricada por la SpaceX de Elon Musk, en lo que será en 2023 la primera expedición lunar privada de la historia. El multimillonario, al que se le calcula una fortuna personal de unos 1.900 millones de dólares (1.578 millones de euros), correrá con los gastos.

El magnate de 45 años, que labró su riqueza en el mundo de la moda y que tiene fama de iconoclasta en su país, había comprado en 2018 todos los billetes disponibles para ese primer vuelo, por una cifra que nunca se ha divulgado. Su propósito inicial, como gran admirador e inversor en todo tipo de arte, era haber invitado al viaje de una semana a ocho artistas de todo tipo ―escritor, arquitecta, músico, pintora…―, para alimentar su inspiración.

“Esa idea ha evolucionado”, explica él mismo, en un vídeo difundido en su cuenta en Twitter en el que explica el nuevo proyecto DearMoon (“Querida Luna”). Durante estos años, cuenta Maezawa, ha reflexionado sobre el concepto de lo que es un artista, y ha llegado a la conclusión de que “cualquier persona que haga algo creativo se puede considerar artista”.

No importa la procedencia o profesión de los interesados. Solo deberán cumplir dos requisitos. Que de su experiencia en el viaje ofrezcan un resultado que “rompa fronteras” en beneficio de la sociedad, y estar dispuestos a ayudar a los demás participantes para conseguir ese objetivo.

“Les invito a acompañarme en esta misión. Ocho de ustedes, procedentes de todo el mundo”, cuenta el multimillonario en el vídeo. “He comprado todos los billetes, así que será un viaje privado”.

En total, la nave transportará a 10 o 12 personas, en un viaje que dará la vuelta a la Luna antes de emprender camino de regreso a la Tierra.

La primera fase del proceso de inscripción durará hasta el día 14 de marzo. Una vez inscritos, los candidatos tendrán que pasar una selección que incluirá una entrevista personal a través de internet, y la ejecución de una “tarea”. La adjudicación de las plazas se realizará después de que en mayo los finalistas se sometan a una segunda entrevista y un chequeo médico. Tras ello, en el plazo de dos años Maezawa y los acompañantes que elija se convertirán en los primeros viajeros a la Luna en más de medio siglo, desde la última misión Apolo de la NASA en 1972.

Eso, si todo sale según lo previsto. Las pruebas del cohete reutilizable, apodado Starship, han sufrido ya varios tropiezos. El último, este mismo jueves: después de un vuelo de prueba que se había desarrollado sin incidentes, y ocho minutos tras haber aterrizado, el último prototipo ha saltado por los aires entre llamas.

Es el tercer incidente en apenas cuatro meses: en febrero y diciembre, otros tantos prototipos se estrellaron en una bola de fuego en el intento de aterrizar tras haber completado vuelos de prueba del cohete que SpaceX espera que un día sirva para transportar misiones tripuladas y de carga a otros planetas.

El propio Musk expresa su fe en el proyecto en el vídeo del magnate japonés. “Tengo mucha confianza en que antes de 2023 habremos alcanzado la órbita muchas veces, y que para 2023 será lo suficientemente seguro como para transportar personas. Es muy prometedor”, asegura.

Su optimismo parece compartido. En las primeras horas después del anuncio se han registrado más de 100.000 personas de 216 países, según ha revelado Maezawa en Twitter. Por nacionalidades, India es el país que más candidatos está aportando, seguida de Japón y Estados Unidos. Los españoles se encuentran entre los más entusiastas: figuran en séptimo lugar.