La comuna les pagó 40 mil pesos y tendrán su graduación éste sábado

Alumnos de quinto año del colegio secundario Pablo Pizurno, de Melincué, pintaron los cordones de la calle principal del pueblo para costearse los gastos que le ocasionará realizar la fiesta de graduación. Los jóvenes estudiantes solicitaron apoyo comunal, ya que por la pandemia no pudieron realizar actividades para recaudar fondos, y recibieron 40 mil pesos para costear la graduación que se llevará a cabo éste sábado en el histórico Club Náutico de esta localidad.

Los jóvenes del Colegio Pablo Pizurno comenzaron hace varios días a pintar los cordones de la calle San Martín para recaudar dinero para solventar los gastos de la graduación. Son aproximadamente mil metros que fueron pintados de color blanco y amarillo. La tarea culminó el 26 de febrero y ahora los chicos se disponen a celebrar su graduación, estricto protocolo mediante.

La idea surgió de los chicos y recibió el apoyo del mandatario comunal, Silvio Garbolino, quien a cambio del trabajo de pintado del cordón de varias cuadras, se encargó de brindar el apoyo necesario para llevar a cabo la graduación en el Club Náutico de Melincué este sábado 6 de marzo.

Por esta tarea los chicos destinarán los 40 mil pesos que les abonó la comuna para pagar los gastos, o algunos al menos, que les va a ocasionar la graduación. La novedosa medida encontró rápido eco en la comunidad educativa.

En diálogo con la prensa, Garbolino sostuvo que “esta una actividad que se realizaba años atrás y con el paso del tiempo se empezó a dejar de utilizar, desde nuestra gestión nos pareció adecuado volver a implementarlo. Son unas horas de trabajo en donde los chicos pintan algunos cordones, y a cambio les brindamos el dinero para que puedan disfrutar de su merecida graduación después de un año complicado”.

En los pueblos generalmente se estila que para recaudar fondos se realicen polladas, eventos musicales, bailes o cenas. Todo ello para utilizarlo en el viaje de estudios y fundamentalmente para costear los gastos de los chicos que no lo pudieran hacer si no fuera de ese modo. Pero la pandemia impidió ese tipo de actividad, por lo que el ingenio de los jóvenes y el apoyo de la comuna facilitaron la concreción de la graduación que será este sábado.

Melincué está ubicada en el departamento General López (es cabecera del departamento) y tiene alrededor de 2.500 habitantes. Se encuentra a 120 kilómetros de Rosario y a 60 de Venado Tuerto. Es una localidad conocida en todo el país por contar con una de las lagunas de agua salada más importantes del territorio nacional.Miles de personas de distintos lugares del país suelen frecuentarla durante los fines de semana. El hotel Casino es una de la grandes atracciones turísticas y el hecho de ser el polo gastronómico regional por excelencia, además de tener sus balnearios La Fábrica y el Club Náutico como atracciones. Pero ahora la historia la escriben los chicos del quinto año del colegio secundario.

Melincué; de a poco va recuperando el brillo turístico que tuvo en décadas pasadas. El hotel Casino y su gastronomía son un atractivo especial

Uno de los padres de los chicos egresados, Diego Velázquez, sostuvo en su cuenta de Facebook que “en nombre de los padres, de los alumnos, queremos dar las gracias al presidente comunal Silvio Garbolino por ayudar a inculcar valores, compromiso y responsabilidad a nuestros hijos”. Y agregó que “les ofreció a los alumnos realizar las tareas de pintura en los cordones de nuestra calle principal y de esa manera les generó un ingreso económico a cada uno para que puedan afrontar distintos gastos de cara a su graduación”.

Además, remarcó que “como es de público conocimiento este fue un año atípico en el que no se pudo realizar ningún tipo de eventos y juntar dinero se hizo muy difícil para ellos. Hoy gracias al esfuerzo de todos, padres, alumnos, docentes, Justicia, Policía, y personal comunal esto puede ser posible”.

En la misma sintonía Candela, amiga de los jóvenes, posteó en su cuenta: “Cuánto me alegro por los chicos y por la comisión comunal. Generalmente siempre pensamos que hay que pedirle a la comuna y ellos tienen la obligación de darnos. Acá queda súper entendido que nosotros como estudiantes podemos devolverle la ayuda colaborando con el pueblo. Una gran noche los espera chicos”.