En pleno colapso del sistema sanitario por el crecimiento exponencial de los contagios y de las muertes por COVID-19, y acosado por las críticas y los pedidos para que renuncie, dimitió este viernes el ministro de Salud de Paraguay.

Julio Mazzoleni estaba totalmente enfrentado con la oposición en el Senado, que venía reclamando su apartamiento del cargo.

“Es un momento donde es absolutamente necesario que los paraguayos estemos unidos para combatir la pandemia y por sobre cualquier persona está el interés nacional. Ojalá que esta decisión sirva para la unión del país”, dijo Mazzoleni al comunicar su salida del gobierno de Mario Abdo Benítez.