Se han recuperado 12 cuerpos y se busca a los otros dos, pero la operación es complicada porque la zona está bajo control de los talibanes.

Al menos 14 personas murieron el jueves en una avalancha que sepultó una mina de oro ubicada en Badajshán, norte de Afganistán.

“Lamentablemente, 14 personas murieron debido a una avalancha en el distrito de Registán”, declaró Farid Nekfar, jefe del servicio de desastres naturales de Badajshán.

Nekfar señaló que se han recuperado 12 cuerpos y se busca a los otros dos, pero la operación es complicada porque la zona está bajo control de los talibanes.

Según Abdul Rahman, un habitante del distrito vecino de Khwahan que perdió dos tíos en el desastre, unas 30 personas se encontraban en la mina de oro en el momento de la avalancha, y los sobrevivientes fueron rescatados por los aldeanos.

Los desastres naturales, como las avalanchas o inundaciones, afectan a menudo las regiones montañosas de Afganistán a finales del invierno, cuando la nieve comienza a derretirse, un fenómeno que se agrava con la deforestación. (I)