Zahi Hawass, uno de los más célebres egiptólogos del mundo, habría localizado la tumba de la reina Nefertiti en lo que sería “el descubrimiento más sensacional del siglo XXI”.

El ex ministro de Antigüedades ha estado a la caza de la Reina de la XVIII Dinastía de Egipto durante años. Hace dos años, le dijo a Express.co.uk que las cosas estaban empezando a calentarse en el Valle de los Reyes, donde Howard Carter encontró a Tutankamón en 1922. Y ahora el doctor Hawass ha declarado que anunciará un gran descubrimiento este mes.

En la misma entrevista, el hombre de 73 años destacó que encontrar la tumba de Nefertiti sería “el mayor descubrimiento del siglo XXI”.

Y el egiptólogo doctor Chris Naunton le ha dicho a Express.co.uk que existe la posibilidad de que ya haya encontrado el lugar de descanso final de la Gran Esposa Real del faraón Akhenaton. “Parece que ya ha descubierto algo, pero no está listo para revelarlo”, añadió.

“El mejor escenario posible sería que sea clara y obviamente la tumba de Nefertiti”, sostuvo.

Si el lugar está intacto o casi intacto permitirá conocer mayores detalles sobre una de las figuras más fascinantes e intrigantes de la historia.

“Es importante enfatizar, sin embargo, que la tumba podría ser descubierta y podría estar sin terminar, sin decorar, violada o sufrido grandes daños”, advirtió Naunton.

Incluso si el anuncio no es el descubrimiento de una tumba, para el doctor Naunton “aún podría ser de gran valor para los arqueólogos”. “Es posible que solo estemos viendo recortes y eso aún sería muy interesante”, explicó.

“Si pudiéramos tener claro que hubo una tumba de Nefertiti en el Valle de los Reyes, eso en sí mismo será útil. Hasta que haga el anuncio, no lo sabremos”, agregó.

El análisis de ADN ahora apunta a que el padre de Tutankhamon era el faraón Akhenaton, según se informa, la momia encontrada en la tumba KV55, al otro lado de la carretera en el Valle de los Reyes.

Algunos argumentan que su madre era Nefertiti, por lo que el doctor Naunton dijo que el descubrimiento de su tumba podría “potencialmente” ser tan grande como el de Carter. “Lo que hizo que ese descubrimiento fuera tan increíble fue que estaba intacto en un 99,9 por ciento y lleno de productos genéricos. Todo se reduce a la diferencia entre la emoción de encontrar un tesoro y la importancia histórica”, completó.

No obstante remarcó que “si resulta ser la tumba de Nefertiti, sería el descubrimiento más llamativo y sensacional del siglo XXI”.

En 1898, el egiptólogo francés Victor Loret descubrió una momia dentro de la tumba KV35 en el valle de Luxor.

egip

A través de pruebas de ADN recientes, esta momia ha sido identificada como la madre del faraón Tutankamón y una hija del faraón Amenhotep III y la reina Tiye, lo que sugiere que Nefertiti puede no ser la madre de Tutankamón.

Según Naunton, otro descubrimiento de momias pondría un freno a los trabajos de esa teoría. “Se ha dicho que muchas otras momias son Nefertiti, si encontramos una y es claramente suya, podemos descartar esas otras posibilidades, señaló.

“También existe la tentadora posibilidad de descubrir algo más sobre su identidad y conexión con otros gobernantes a través del análisis de ADN. En este momento hay una momia de una mujer que, mediante análisis de ADN, ha demostrado ser la madre de Tutankamón”, precisó.

“Si esa momia es Nefertiti, entonces Nefertiti es la madre de Tutankhamon”, subrayó. “Pero si se encuentra una momia nueva en una tumba nueva, entonces podemos tener claro que no era la madre de Tutankamón”, concluyó.