El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, condenó la situación que se vive en Formosa y dijo que había decidido no concurrir al acto por el Día Internacional de la Mujer en la Casa Rosada para no compartirlo con el gobernador de esa provincia, Gildo Insfrán.

“Me solidarizo con todos los formoseños y condeno enérgicamente lo que está ocurriendo en esa provincia”, afirmó Rodríguez Larreta en un comunicado oficial que emitió el gobierno porteño después de un acto de reconocimiento a mujeres de las fuerzas de seguridad de la Capital.

En ese comunicado, se aclaró que el jefe de gobierno “adhiere en el Día de la Mujer al compromiso para trabajar por una Argentina unida contra la violencia de género” y “por eso acompañó con su firma la iniciativa del gobierno nacional y los distintos gobernadores, y participa de distintas actividades en la ciudad”.El saludo de Alberto Fernández a Gildo Insfrán en la Casa Rosada

“Sin embargo, hoy Rodríguez Larreta decidió no asistir al acto en la Casa Rosada. Consideró que no es un día para compartir una actividad con el gobernador de Formosa”, se afirma en el texto difundido por el gobierno porteño.

“Lo que sucedió en estos días es consecuencia de muchos años avasallando las instituciones. En muchas situaciones no se respeta la Constitución, como [en el caso de] la aduana interna que se estableció y que impide a las personas la libre circulación”, aseveró el jefe de gobierno.

Larreta endureció su discurso, en medio de tensiones en Juntos por el Cambio entre el ala dura y el sector dialoguista. Patricia Bullrich, que desde ayer está en Formosa y que lidera la rama más intransigente, le pidió a Larreta posiciones más firmes contra el Gobierno en un reciente encuentro vía Zoom.