El ex deportista, de 51 años, se entregó detenido este lunes ante la Justicia y confesó que, el fin de semana pasado, había matado a la víctima en Santa Clara del Mar. Se cree que el sospechoso obró alcoholizado y luego de haber ingerido cocaína. El cadáver fue encontrado sobre una cama y con el rostro cubierto por una almohada.

El ex boxeador Walter Omar Leiva, de 51 años, fue detenido hoy por los efectivos policiales luego de que confesara que, durante el fin de semana pasado, había degollado a un hombre dentro de una hostería, en la localidad bonaerense de Santa Clara del Mar. Se cree que ex deportista mató a la víctima en un altercado y tras haber consumido tanto alcohol como cocaína.

Los voceros del departamento judicial de Mar del Plata revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Pedro Molina, de alrededor de 50 años y cuyo cadáver fue localizado en horas de la tarde de este lunes en la habitación N° 6 de la hostería Atlántica, situada en Marbella 88, entre Taormina y avenida Saint Tropez, en inmediaciones de la ruta ruta provincial 11, en esa zona balnearia.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el occiso yacía boca arriba y sobre una cama, con el rostro tapado con una almohada.

Molina presentaba al menos 8 heridas de arma blanca (una en el cuello, otra en la región clavicular y las restantes en el tórax), según comprobaron los peritos de la Policía Científica.

Trascendió que los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Mar del Plata intentan establecer los motivos del brutal ilícito, que se presume habría sucedido en la madrugada del 6 de marzo.https://34a2402880276769e689b6cb405c4ea9.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

A las 10.30 de este lunes, el ex pugilista, de 51 años y que registra domicilio en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, concurrió, en compañía del abogado Mauricio Varela, ante el doctor Ramiro Anchou, de la Unidad Funcional de Mar Chiquita, para señalar que, el fin de semana, había asesinado a un individuo, dentro del mencionado establecimiento.

“Maté a un hombre y me quiero entregar”, le habría dicho el ex boxeador al funcionario judicial.

Como consecuencia de lo ocurrido, Leiva fue alojado preventivamente en la Unidad Penitenciaria N° 44, en la localidad bonaerense de Batán, en tanto se estima que mató a la víctima mientras se encontraba ebrio y drogado, tras haber ingerido cocaína.