Luego de quedar al borde de la eliminación el último domingo, Fernando Carlos volvió a fallar en “MasterChef Celebrity”. El periodista deportivo tuvo que preparar un plato con una larga lista de ingredientes que le tocó por azar en un juego de “bingo gastronómico” y tras presentar su bife de chorizo con carré de cerdo y salchicha parrillera, acompañado arroz yamaní, arroz carolina, lentejas y ensalada, no logró convencer al jurado. En principio, porque se olvidó de utilizar orégano fresco, pero también porque tuvo muchos errores a la hora de cocinar.

“Lamentablemente lo tuyo fue bastante forzado. Los sabores son tantos que ninguno resalta porque ninguno estaba cocinado bien, porque tuviste que correr para satisfacer la tarea de hoy. Como pastelero, estás empezando a ser cocinero. No te pierdas”, le dijo Donato De Santis y Carlos tomó su consejo con optimismo.

Mientras que Damián Betular señaló que la carne no estaba bien preparada, pero la ensalada estaba muy bien. “Como plato es divina, es como para una parrilla de ruta mega pro”, señaló el cocinero y aprobó la forma en la que el participante preparó las lentejas y el arroz. En tanto, Germán Martitegui aseguró que la salchicha parrillera había quedado como”un grisín”, pero estaba rica.

Y aunque las devoluciones no fueron tan duras como en otras oportunidades, el periodista no aguantó y rompió en llanto. “Hoy hice bastante, tengo presión de no pasar papelones, de conformarlos. En un momento dije ‘Bueno, ¿qué hago con todo esto?’ Esto que decía Fede Bal de la frustración. Dije ‘Bueno, no es lo mío. Se nota que no es lo mío, pero bueno, ganas le pongo’”, dijo con la voz quebrada. Y minutos más tarde, en diálogo con la producción del programa, se explayó: “Es como un desahogo. Es muy difícil, me afecta… y seguir, uno quiere seguir”.

Por lo pronto, tendrá que competir en el “Jueves de última chance” para no quedar en la próxima gala de eliminación y revertir se desempeño en la cocina, ya que el el último domingo quedó en la cuerda floja junto a CAE luego de preparar una torta rogel. “Hay que trabajar sobre la percepción que tenés de lo que hiciste. El merengue italiano es un fracaso”, le dijo Martitegui. Mientras que Betular señaló que las capas de la torta parecían “arepas”.