“Toda la familia se entristece al conocer el alcance de lo desafiante que han sido los últimos años para Enrique y Meghan”, declaró la reina.

asi 48 horas después de la polémica entrevista concedida por el príncipe Harry y Meghan Markle a Oprah Winfrey, y emitida la noche del domingo en el canal estadounidense CBS, la reina Isabel II se ha pronunciado. La tarde de este martes, exactamente a las 18:30 horas de la tarde, Buckingham Palace enviaba un comunicado en nombre de la soberana de Reino Unido.

“Toda la familia está entristecida al conocer el alcance total de cuán desafiantes han sido los últimos años para Harry y Meghan. Las cuestiones planteadas, especialmente la racial, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia se ocupará de ellos en privado. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia”. Los duques de Sussex durante la entrevista. (Reuters)

Con este comunicado, la reina pretende terminar con todas las especulaciones que se han lenvantado tras la entrevista, especialmente aquella que tiene que ver con el racismo. Y es que según contó el príncipe Harry, un miembro de la familia le llegó a preguntar si sus futuros hijos con Meghan Markle serían muy oscuros de piel. Aunque el príncipe se negó a decir quién había sido, para no dañar más a la monarquía, ya hay especulaciones sobre quién pudo pronunciar dichas palabras.