Wyatt Teller, jugador de los Cleveland Browns, fue motivo de críticas en las redes sociales después de cazar un cocodrilo de tres metros de largo y exhibirlo como un trofeo colgado de sus hombros. Pese a que esto está permitido en el estado de Florida, la imagen no cayó nada bien

La estrella de la franquicia de Ohio, junto a Zach Sieler, hombre de los Miami Dolphins, contrataron el servicio de caza que ofrece la empresa Clay Gully Outfitters en Florida, cuyo dueño es el propio Sieler.

Teller, le disparó al animal y luego posó con él, cosa que despertó el enojo de los internautas.

La imagen fue publicada por una pareja amiga del jugador de los Browns con un mensaje a la novia del jugador que decía: “Ojalá estuvieras acá, pero no te preocupes, Wyatt lleva un suvenir”.

“¡Esto es desagradable! ¡Muy cruel! El pobre animal no merecía morir solo para que ese tipo se divirtiera”, fue uno de los mensajes que recibió el jugador de la NFL en señal de repudio.

Pese a toda la polémica que se generó, se estima que el atleta no será sancionado, ya que la caza es legal en Florida.