El nene de seis años, fruto de su relación con Fabiana Liuzzi, debió ser internado por un problema neurológico.
Luis Ventura.Luis Ventura.


“No estoy muy bien. Tengo internado a mi hijo más chiquito, Antonito. Le quiero mandar un beso grande. Lo internaron hoy, le están haciendo una batería de estudios, así que elevo una oración”, reveló el lunes 8 Luis Ventura en “Polémica en el bar”, preocupado por la salud de Antonio (6), el nene que tuvo junto a la vedette Fabiana Liuzzi. Y horas más tarde se explayó en diálogo con Pía Shaw.

“No es algo grave. Estamos en presencia de un chico con una maduración prematura, seismesino, todo eso lo convierte en un ser especial”, empezó el periodista. Y explicó por qué se hizo público: “Esto trasciende porque el llamado de la mamá me agarra en pleno aire para avisarme que lo tienen que internar porque tiene un cerebro genera mucha electricidad. Cuando el cerebro se pasa de la asistencia eléctrica que tiene que pasar, él entra en crisis. Estamos tratando de controlar ese aspecto”.

Además, contó que apenas terminó el programa fue directo a encontrarse con su hijo menor, que se encuentra de buen ánimo. “Antonito tiene un gran poder físico, pero el cerebro ordena y empodera todo lo que es su organismo. Estamos haciendo una batería de estudios, entre ellos un control de cómo funciona el cerebro. Este es el cuarto estudio que le hacemos porque a veces las descargas del cerebro son muy fuertes y eso lo acelera”, explicó y aseguró que su hijo de atiende con profesionales destacados como Facundo Manes.

“Es la vida que nos toca vivir, es la vida que nos da Dios, es lo que me tocó adentro de la mochila”, agregó el panelista de “Fantino a la tarde”. Y concluyó: “Estamos encarándolo, tratando de salir adelante. Anoche lo dejé dormidito, más calmado. Supongo que toda esta semana va a ser de internación y estudios. De no haberme sorprendido en pleno aire no hubiera trascendido porque él ya ha tenido otras internaciones y cuadros que hemos mantenido en silencio”.

Ventura y Liuzzi pudieron dejar atrás los escándalos mediáticos que protagonizaron cuando salió a la luz la relación que tenían, mientras el periodista estaba casado con Estelita, la mamá de sus hijos mayores, y hace tiempo decidieron no hablar públicamente de su familia. Fabiana se alejó por completo de los medios y se abocó al cuidado de su hijo. Mientras que Luis suele acompañar a Antonio en sus tratamientos para su problema neurológico y madurativo.