Gildo Onorato, dirigente de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular, indicó que a partir del Registro “se reconoce la diferencia entre trabajo y empleo” y se reconoce “una nueva relación social, la de trabajadores que se inventan su propio trabajo, sin patrón”.

“El registro también brindará una protección jurídica bajo el paraguas de una personería social”
El gobierno nacional presentará este miércoles el Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica (Ratepsb), a través del cual buscará dar “más representatividad” a las organizaciones sociales y permitirá canalizar en forma más ágil las demandas de esos movimientos.

La presentación -que encabezará el ministro de Trabajo, Claudio Moroni- se desarrollará este miércoles a partir de las 15, en la sede del Ministerio de Trabajo, confirmaron fuentes oficiales.

“La creación del registro de asociaciones de trabajadores de la economía popular abre el camino para consolidar un sector olvidado del trabajo y la producción, para darle representación y mecanismos institucionales para afrontar la lucha por más derechos laborales”, dijo a Télam Gildo Onorato, presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita y dirigente de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Utep).

Además, el dirigente agregó que, a partir del Registro “se reconoce la diferencia entre trabajo y empleo y reconoce también una nueva relación social, la de trabajadores que se inventan su propio trabajo, sin patrón”.

Del encuentro participarán, junto a los funcionarios de la cartera laboral, los referentes de la Utep, integrada por el Movimiento Evita, el Movimientos Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Frente Popular Darío Santillán, entre otras.

“El registro también brindará una protección jurídica bajo el paraguas de una personería social”, adelantaron a Télam voceros de los movimientos sociales.

El Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica tendrá como propósito brindarles a las organizaciones sociales un “marco jurídico a nuevos sujetos que actúen como interlocutores que ejerzan su representación y que permitan canalizar en un ámbito de legalidad, las peticiones y las iniciativas para el desarrollo”.

La iniciativa oficial atiende una de las exigencias históricas de las organizaciones sociales, tanto las que surgieron al calor de la crisis de 2001 como las más recientes: contar con herramientas jurídicas y una estructura administrativa reconocida por el Estado para encarrilar sus demandas.

En ninguna repartición pública cuentan en la actualidad con un padrón de miembros de movimientos sociales pero reconocen que son centenares de miles las personas organizadas en los movimientos populares.

Dina Sánchez, referente nacional del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), dijo a esta agencia: “Para las trabajadoras y trabajadores de la economía popular estamos ante un hecho histórico porque después de mucho tiempo logramos dar pasos en el reconocimiento de nuestro sector y avanzamos para la construcción de un sindicato de primer grado de los movimientos sociales”.

“Durante la pandemia -destacó- hemos demostrado que llevamos adelante una tarea esencial, que va desde la producción de alimentos, la confección de barbijos hasta las tareas de cuidado y de alimentación a nuestros vecinos y vecinas. Con esta resolución del Gobierno podemos avanzar formalmente en la constitución de un gremio y como tal discutir las reivindicaciones para los trabajadores de la economía popular”, destacó la dirigente social.