Contradiciendo el adelanto del desembarco ruso, el funcionario del gobierno del presidente Emmanuel Macron dijo que Francia “no había identificado un sitio que cumpliera con sus criterios”.

Hasta donde sabemos, ninguna empresa en Francia ha firmado ningún contrato para producir la vacuna Sputnik V”, añadió.

Un día antes, el fondo RDIF que representa la vacuna del Kremlin, informó que había firmado contratos para producir la inyección rusa en cuatro países de la Unión Europea. En declaraciones a la emisora pública Rossiya 24, el director ejecutivo de RDIF , Kirill Dmitriev, hizo el anuncio aunque no proporcionó mayores detalles.

A la espera de la decisión

La Agencia de Medicamentos Europea (EMA) espera dar una respuesta al pedido de aprobación el uso de la vacuna Sputnik V en los próximos días, por lo cual comenzó la semana pasada la revisión “en tiempo real” de la vacuna, desarrollada por el instituto Gamaleya, y con miras a su posible autorización.

Sin embargo, el “golpe” anti covid que promociona el gobierno de Moscú, está en medio de una controversia con los europeos. El domingo pasado, un alto representante de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aconsejó a los países miembro del bloque abstenerse de aprobar el uso nacional de Sputnik V, mientras que la agencia verifica la seguridad y eficacia del desarrollo del Instituto Gamaleya.

A pesar de la revisión iniciada el 4 de marzo, la presidenta de la junta del organismo, Christa Wirthumer-Hoche, sostuvo en un programa de entrevistas en el canal austriaco ORF, que no están disponibles los datos para el análisis.

“Necesitamos documentos que podamos revisar. Aún no tenemos datos […] sobre personas vacunadas. Hay una incógnita. Es por eso que desaconsejo otorgar una autorización nacional en caso de emergencia”, dijo la funcionaria.

Incluso, la experta austríaca aseguró que actuar como Hungría, que está ya usándola entre la población, sería “comparable a jugar con una ruleta rusa”.

Francia se diferencia de Italia

Donde sí pudo avanzar el desarrollo ruso es en Italia. El país firmó un acuerdo para su producción, el primer contrato en la Unión Europea, según lo confirmó el martes la Cámara de Comercio italiana-rusa.

El acuerdo se firmó con Adienne Srl, la filial en Italia de una empresa farmacéutica con sede en Suiza, y Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa. La producción de 10 millones de dosis planificadas para este año se lanzará en julio.

Diferenciándose, el ejecutivo francés con sede en París, dejó supeditada cualquier asociación entre Francia y Rusia sobre el Sputnik V al avance de la aprobación. El asesor de Macron, sin embargo, indicó que “es un tema en el que podemos tener una cooperación positiva”

El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió apoyo su par francés el otoño pasado para producir su desarrollo, confirmó el mismo asesor del Palacio del Elíseo. Luego, el jefe de estado envió una misión científica a Rusia para validar la seguridad de la vacuna y tratar de colaborar con Moscú a presentar la solicitud de aprobación a la Agencia Medicamentos Europea.El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió apoyo su par francés el otoño pasado para producir su desarrollo, confirmó un asesor del Palacio del Elíseo. La colaboración está supeditada a la aprobación de la reguladora de la UE.El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió apoyo su par francés el otoño pasado para producir su desarrollo, confirmó un asesor del Palacio del Elíseo. La colaboración está supeditada a la aprobación de la reguladora de la UE.

El problema con la vacuna rusa en la Unión Europea está dividiendo a los socios. Ya tres países miembros han avanzado con la revisión y utilización del suero del Instituto Gamaleya: Hungría, Eslovaquia y la República Checa.

El acuerdo entre Italia y Rusia, igual depende de la aprobación del regulador de drogas italiano, además de la autoridad de medicamentos comunitaria.

“La vacuna se producirá a partir de julio de 2021 en las fábricas de la farmacéutica italo-suiza Adienne en Lombardía en Caponago cerca de Monza”, en el norte de Italia, dijo Stefano Maggi, asesor de prensa del presidente de la Cámara de Comercio Vincenzo, en una entrevista telefónica que reproducen medios europeos.

El mismo representante explicó que “si la vacuna no está autorizada en Europa para el 1 de julio de 2021, las dosis producidas serán recompradas por el fondo soberano ruso y distribuidas en países donde la vacuna Sputnik ya está autorizada”

Este último punto, explica que el principal deseo de algunas empresas de la UE, es producir la vacuna rusa, y aunque no se administre, pueda ser comercializada en los países donde sí tiene luz verde.