Antonio “Tony” Castro Ulloa y Sandro Castro, dos de los nietos de Fidel Castro, son blanco de fuertes críticas por estos días en Cuba.

Es que, mientras el país lidia con la pobreza en medio de la pandemia, los herederos del quien fuera el líder de la revolución, hacen gala en las redes de una vida rodeada de lujos.

Tony, hijo del médico Antonio Castro y Lisette Ulloa, compartió por medio de sus redes sociales, imágenes de sus costosos viajes a destinos como París y España, además de sitios turísticos y lujosos de Cuba. Tampoco se privó de mostrarse conduciendo autos de altísima gama.

Sandro Castro se filmó tiempo atrás paseando a toda velocidad por una ruta cubana en su Mercedes Benz, mientras que en los últimos días circuló un video en el que se lo veía bebiendo cerveza mientras conducía.

“Tú sabes que nosotros somos sencillos, pero de vez en cuando hay que sacar los jugueticos que están en casa”, dijo en su momento.

Luego pidió disculpas.

De todas maneras, la sociedad cubana viene mostrando una fuerte indignación por estos hechos.

La activista Kirenia Yalit Núñez afirmó en Radio Martí: “Ahora mismo, con la situación que vive el país donde no hay ni siquiera harina para el pan, que es lo más básico que tiene la población cubana, y de pronto vemos fotos de hijos y nietos de Fidel y Raúl, de la propia Mariela (Castro) teniendo cenas y vidas de lujos. Es lógico pensar que, justamente, el dinero está saliendo de lo que no le llega a la población de a pie”.

En tanto, para José Ramón Polo, activista y miembro de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, el estilo de vida de los ricos cubanos “no es algo nuevo”, lo que sí cambió es que “ya no tienen miedo de mostrar lo que ellos tienen con su poder”.

Y cerró con una frase contundente: “El socialismo es la repartición igualitaria de la pobreza. Todos somos pobres, excepto ellos”.