La empresaria y sus hijas, Dalma y Gianinna, se fueron antes de tiempo de la multitudinaria manifestación en el Obelisco para pedir justicia por Diego Maradona.

En el marco de la causa judicial por la muerte de Diego Maradona, en la que seis personas están implicadas, incluyendo Leopoldo Luque, el neurocirujano imputado por “homicidio culposo”, miles de personas se presentaron en la zona del Obelisco para pedir justicia y para que se “sepa la verdad” sobre el fallecimiento del Diez.

Varios grupos maradonianos convocaron a la movilización bajo las consignas: “No murió, lo mataron” y “la condena será social”. La cita fue a las 18 horas en un punto acordado y allí estuvieron presentes varios de los familiares del astro “en paz y con barbijo”.

Tanto Dalma y Gianinna Maradona acompañadas por Claudia Villafañe, como Dieguito Fernando y su mamá, Verónica Ojeda, junto a su pareja y abogado, Mario Baudry se mostraron en la manifestación que se llevó a cabo en el centro porteño.

Villafañe y sus hijas llegaron vestidas con remeras que decían “Justicia por Dios” y caminaron entre los manifestantes portando una bandera en la que se podía leer “Condena social y judicial para los culpables”.

Si bien el hijo menor del Diez y su mamá circularon tranquilamente por la marcha con máscaras protectoras, las dos hijas de Diego y la campeona de “MasterChef Celebrity” debieron refugiarse en el Hotel Presidente ya que sus guardias de seguridad no pudieron aguantar la presión de los manifestantes. Minutos después abandonaron el lugar en auto junto a su círculo interno.

Otra figura que se presentó en la movilización para pedir justicia fue el Turco García, ex futbolista que se hizo muy cercano al deportista durante su paso por la Selección Argentina de Fútbol.

Miles de carteles taparon los lugares más icónicos del centro porteño y apuntaron contra los tres “culpables” más buscados por la muerte de Diego Maradona: Matías Morla y Víctor Stinfale, los dos abogados, y Leopoldo Luque, el neurocirujano.

Eugenia Laprovittola, supuesta hija del Diez, también dio el presente en la marcha y habló con Crónica HD sobre su trámite de filiación: “La Justicia ya lo aceptó y estamos en la sucesión a la espera de que me llamen para hacer la prueba de ADN”.

Ante la incógnita sobre si iba a acompañar a Villafañe y a sus dos hijas, aclaró: “Yo no tengo problema, yo vine para acompañar a la familia y para defender lo que para mí es justo, que para mí lo mataron. Las últimas personas, Morla, Luque y el entorno, con las que estuvo no se portaron bien. Para mí la condena que tiene Matías es la más grande, que es la social”.

Por su parte, Santiago Lara, otro de los supuestos hijos de Maradona, también habló durante la movilización: “Yo pedí la paternidad de Diego en el 2004, pero hoy vinimos como el conjunto para pedir justicia por él, porque si vamos al caso, solo a uno benefició esto y no sabemos quién. Yo no sé nada y no estuve en el entorno, pero tiene que haber justicia. No puede ser, toda la gente movilizándose para esto”.

En cuanto a su trámite de paternidad, el joven de La Plata manifestó: “Va bien gracias a mi nuevo abogado, porque cambié de patrocinio, pero es lo de menos. Hoy estamos para pedir justicia por Diego. Por el amor de la gente y todos los que están acá. Aunque no me hayan dejado entrar (en la sección con custodia policial) y me hayan querido pegar entre dos, yo sigo acá”