Cuatro detenidos se escaparon de la Comisaría 4° de la Policía Bonaerense en la localidad de Cuartel V, partido de Moreno, tras limar barrotes de una celda. Uno de ellos, sin embargo, pudo ser recapturado horas después luego de una insólito episodio: fue descubierto mientras vendía pañuelos en pleno centro porteño y le pedía dinero a los transeúntes de manera agresiva.

Se trata de Cristian Damián Janin, un delincuente de 41 años como domicilio registrado en la localidad bonaerense de San Miguel que está acusado de los delitos de violación de domicilio, desobediencia y amenazas.

Según precisaron fuentes policiales, el hombre llamó la atención de un efectivo de la Policía de la Ciudad luego de que comenzara a hostigar a los peatones que circulaban por la esquina de la avenida Córdoba y la calle San Martín, una de las zona con más movimiento en la Capital Federal. En ese momento, el uniformado se percató de que podría tratarse de uno de los cuatro fugados de Moreno, ya que habían circulado fotos de los sospechosos por las redes sociales.

Al momento de la identificación, el policía pudo establecer que se trataba del prófugo y lo trasladó de inmediato a la comisaría vecinal 1A. Desde allí se estableció comunicación con el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro 17, a cargo del juez Gustavo Miguel Pierretti, quien ordenó que se le dé intervención al fiscal Leandro Ventricelli, de la UFI N° 1 de Moreno, fiscalía donde tramita el expediente por la fuga de los cuatro presos de Cuartel V.

Según precisó la agencia Télam, el escape ocurrió luego de que los delincuentes, alojados en un calabozo de la Comisaría 4°, limaran las rejas del techo. Apenas se constató la fuga, comenzaron a ser buscados intensamente. Janin luego del increíble episodio fue el primero en caer.

Sus tres cómplices fueron identificado como Cristian Gabriel Navarro (32), detenido por robo agravado; Eduardo Bruno Verón (45), acusado de tentativa de homicidio agravado por el vínculo y Nahuel Iván Zaracho (24), preso por robo agravado por el uso de arma de fuego.


De acuerdo con las fuentes judiciales reseñadas por la agencia, los investigadores indicaron que en la comisaría había alojados 25 presos y que el lugar no contaba con un policía que cumpliera las funciones de imaginaria. En ese sentido, el fiscal Ventricelli aún se encuentra investigando el hecho que fue calificado como “evasión”. Si bien aún no se tomaron medidas con los efectivos policiales presentes en el momento del hecho, la fuentes confirmaron que se investiga su accionar.