El hallazgo fue parte de una macrooperación internacional, en la que, además, fueron detenidas 52 personas y confiscados más de 400 kilos de cocaína, 700 kilos de hachís y más de 100.000 euros en efectivo.

La Policía Nacional de España informó este viernes que incautaron un embarcación semisumergible, que pretendía ser dedicada para el tráfico de drogas.

La embarcación, la primera con esas características hallada en España, fue encontrada en una nave industrial de Málaga, detalla el cuerpo policial.

“Tiene unas dimensiones de nueve metros de eslora, tres de manga y tres de calado”, dice el comunicado de la Policía, que indica que su fabricación ha sido artesanal, “utilizando una quilla sobre la que se ha montado una estructura de cuadernas y refuerzos con paneles de contrachapado y fibra de vidrio para dotar al conjunto de la necesaria resistencia estructural”.

Además, la embarcación contaba con dos motores de 200 caballos de vapor (CV) cada uno, que podían ser controlados desde una consola interior donde se encuentra el volante de mando y las palancas de embrague y aceleración.

“Pensamos que tiene una capacidad de unas 2 toneladas. Como no ha salido al agua no se ha podido comprobar“, dijo en conferencia de prensa, Rafael Pérez, comisario general de la Policía Judicial.

Añadió que creen que el objetivo era sacar la embarcación a alta mar “a una nave nodriza, a alijar las dos toneladas fundamentalmente de cocaína e indudablemente después regresar a puerto”.

Detenciones y drogas

El hallazgo del ‘narcosubmarino’ se hizo dentro de la macrooperación ‘Ferro’, llevada a cabo contra una organización criminal internacional, presuntamente dedicada a la producción y distribución de sustancias estupefacientes, indica la Policía española.

La operación inició hace año y medio y participaron más de 800 agentes de la Policía. También contaron con ayuda de autoridades de otros cinco países.

Además de este hallazgo, durante los operativos se detuvieron a 52 personas, 30 de ellas han ingresado en prisión provisional. También, se incautaron más de 400 kilos de cocaína, 700 kilos de hachís, más de 100.000 euros en efectivo, cuatro vehículos de alta gama, relojes de lujo y se han bloqueado cuatro cuentas bancarias y un inmueble.

Aparte de Málaga, los registros policiales se realizaron en Tarragona, Barcelona, Gerona, Castellón, Valencia, Murcia, Cádiz, Granada y Badajoz.

En Barcelona, concretamente, fue localizado un sofisticado laboratorio clandestino, dedicado a la extracción, producción y adulteración de cocaína. “Asimismo, hallaron 12.000 litros de precursores almacenados para el procesamiento de cocaína, lo que se traduce en una producción aproximada de 750 kilos mensuales de esta sustancia”, dice el texto de la Policía.

Como parte de la misma operación, se incautaron en Colombia 2.900 kilos de cocaína que tenían como destino España.