La medida, que no incluirá nuevas restricciones de importancia, estará contendida en un decreto que el Poder Ejecutivo publicará en el Boletín Oficial, añadieron los informantes.

El Gobierno resolvió extender hasta el próximo 9 de abril la vigencia del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) dispuesto por la pandemia del coronavirus, informaron hoy fuentes oficiales luego de la reunión del Comité de Vacunación que encabezó el presidente Alberto Fernández en la Casa de Gobierno.

La medida, que no incluirá nuevas restricciones de importancia, estará contendida en un decreto que el Poder Ejecutivo publicará en el Boletín Oficial, añadieron los informantes.

Por instrucciones del Presidente, el Gobierno ratificó que se “restringirá lo menos posible” en esta etapa para “sostener” los niveles de “actividad industrial, económica y social” y así “ganar tiempo” a la espera de la “llegada de más vacunas al país”.

“Estamos en un punto de inflexión. Esta semana las jurisdicciones empezaron a acelerar” la campaña de vacunación, señalaron fuentes cercanas al Presidente, que confirmaron además que en los próximos días se dará a conocer la “normativa” en la que estarán precisados todos los “cuidados” recomendados para retrasar la llegada de una eventual segunda ola de contagios al país.

En la reunión del Comité se ratificó la estrategia oficial para evitar la propagación del virus a partir de una mayor toma de conciencia sobre los “riesgos y las medidas de prevención”.

En este sentido, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, designada como vocera de la reunión, remarcó que “Argentina trabaja en fortalecer los cuidados con el objetivo de retrasar el aumento de casos a medida que avanza la vacunación”.

“Queremos cuidar las actividades sociales y productivas”, dijo.

“Hay que alertar y desalentar a la población para que viaje a lugares donde haya circulación persistente de esa cepa por el riesgo individual y sanitario y trabajar muy fuerte sobre todo en control de la vuelta”, sostuvo la funcionaria, quien enfatizó sobre los estrictos controles que se harán sobre los ciudadanos que regresen al país desde el exterior.

Según la ministra, quienes regresen al país deberán tener “el test negativo” y cumplir con el “aislamiento de siete días”, sobre lo que se va a trabajar con mayores “controles”, en sintonía con las jurisdicciones, a los fines de minimizar la posibilidad de que ingresen nuevas variantes del coronavirus.

De la reunión participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; las ministras de Salud, Carla Vizzotti, y de Seguridad, Sabina Frederic; los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Defensa, Agustín Rossi; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Transporte, Mario Meoni, y de Turismo y Deportes, Matías Lammens.