La policía secuestró dos colectivos. Ocurrió en Camino rural del Cementerio entre las rutas 33 y 17S, en Zavalla.

La Policía de Santa Fe encabezó este domingo un operativo en el que desarticuló una fiesta clandestina de la que participaban más de 160 personas en Zavalla. En el marco del procedimiento, se secuestraron dos colectivos. Entre los asistentes al evento, que se realizó pese a las medidas sanitarias dispuestas para prevenir la pandemia de coronavirus, había 40 menores de edad.

Según fuentes policiales, el procedimiento se llevó adelante en Camino rural del Cementerio, entre las rutas 33 y 17S, en Zavalla, cerca de las 3.00 a raíz de un llamado al 911. La policía llegó al lugar y se encontró con 167 personas que participaban de un evento prohibido por la normativa vigente de distanciamiento social. Al ver a los uniformados, los jóvenes empezaron a dispersarse.

Los agentes secuestraron una gran cantidad de bebidas alcohólicas y dos colectivos. Además, demoraron a dos choferes y al presunto organizador.