Luego de una estadía de cuatro semanas en el lugar, y varias anomalías denunciadas durante la investigación en el país asiático, la encuesta a una decena de expertos internacionales reconocidos por sus pares en sus diversas especialidades y encomendados por la OMS habría terminado “sin conclusiones definitivas”.

Por el momento, los expertos creen que el SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el Covid-19, está alojado originalmente en murciélagos y juzgan el rastro de transmisión del coronavirus por un animal intermedio -un hurón-tejón, pangolín, conejo u otro- “como el más probable”.

Sin embargo, las muestras tomadas de decenas de miles de muestras de animales salvajes, domésticos y de granja no revelaron ningún rastro de SARS-CoV-2.

Los expertos tampoco están seguros de dónde y cuándo exactamente comenzó la pandemia, a pesar de que no se informaron brotes importantes en Wuhan ni en ningún otro lugar hasta diciembre de 2019.

“Queremos una investigación exhaustiva y creíble”

“Elucidar los orígenes del SARS-CoV-2 es crucial para enfrentar mejor la epidemia actual y reducir los riesgos de pandemias futuras. Lamentablemente, más de un año después de la aparición de los primeros casos, aún se desconocen los orígenes de la pandemia”, reclamó un grupo de investigadores en una carta abierta en los diarios “Wall Street Journal”, de los Estados Unidos, y “Le Monde”, de Francia.

Publicado el jueves 4 de marzo, está firmada por notables como Jamie Metzl, miembro del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca bajo la administración Clinton y ex colaborador de Joe Biden; los virólogos Bruno Canard y Etienne Decroly, investigadores del CNRS; los genetistas Jean-Michel Claverie (Universidad de Aix-Marseille); y Virginie Courtier (Instituto Jacques-Monod, CNRS).

La carta abierta establece en primer lugar los límites estructurales del ejercicio realizado por la misión conjunta OMS y China. Luego propone una lista de las condiciones necesarias para la realización de una investigación científica que pueda responder a las preguntas planteadas por la aparición de la enfermedad. La iniciativa parece ser una reacción a los hallazgos iniciales del equipo OMS / China, presentados el 9 de febrero en Wuhan durante una conferencia de prensa que duró casi tres horas.El equipo de expertos de la OMS en Wuhan, a la salida del Hospital Provincial de Hubei, durante su investigación para descubrir los orígenes de la pandemia.

Sin ”hallazgos importantes”

El equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) enviado en enero a Wuhan en China, había decidido no publicar hallazgos provisionales, de acuerdo a lo que informó el organismo a The Wall Street Journal. De esta manera, la decisión intentaba detener las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China por las condiciones de acceso ofrecidas por Pekín a los expertos durante su investigación.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció el 12 de febrero que el equipo de expertos publicaría rápidamente un informe provisional que resumiría brevemente su trabajo de investigación en China, que había durado un mes, antes de que se esperara un informe más completo unas semanas después.

Pero este informe provisional, quedó suspendido al informe que se conocería “a priori” esta semana. “Por definición, un resumen no incluye todos los detalles (…). Entonces, dado que hay tanto interés en este informe, un resumen por sí solo no satisfaría la curiosidad de los lectores“, dijo el experto que encabeza el equipo de investigación, Peter Ben Embarek.

A la espera del informe final, diplomáticos estadounidenses y chinos se han pronunciado más de una vez, algunos exigiendo más “transparencia”, otros asegurando que los expertos de la OMS han podido realizar su trabajo gracias a la “cooperación científica” de Pekín.

En ese momento, la OMS prometió publicar un informe completo que incluiría “hallazgos importantes”, según un portavoz de la organización, citado por el diario estadounidense. En una conferencia de prensa, el portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price, pidió al gobierno chino que muestre “transparencia”.

“Lo que hemos dejado en claro durante varias semanas es que tenemos profundas preocupaciones sobre cómo se comunicaron los primeros resultados del equipo de investigación de Covid-19 y preguntas sobre el proceso subyacente para lograr estos resultados” , dijo.El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. (EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI/Archivo)

Los nuevos aires para OMS no evita las dudas

Cuestionada, y sin fondos de Estados Unidos por decisión de la administración de Donald Trump, que la acusaba de ser demasiado complaciente con China, la OMS ha obtenido ahora el apoyo de su sucesor, Joe Biden.

Pero aunque el nuevo presidente demócrata ha cambiado el tono con la organización, Estados Unidos sigue teniendo “importantes preocupaciones” sobre la investigación de los expertos de la organización, y pidió a Pekín que dé más información.

El embajador europeo ante la ONU en Ginebra, Walter Stevens, pidió recientemente que el informe sea “totalmente transparente y responda a las preguntas que todos nos hacemos”.

Los expertos de la OMS aseguraron que habían obtenido el acceso a los lugares y personas que querían, pero el jefe del equipo, Peter Ben Embarek, pidió “más datos” para ir más lejos en la investigación.