Siria frustró un complot de atentado suicida en la capital, Damasco, cuando las fuerzas de seguridad mataron a tres personas que describieron como terroristas y arrestaron a otras tres, dijo el lunes la agencia estatal de noticias SANA.

SANA citó a una fuente de seguridad diciendo que el complot, que involucró el uso de cinturones explosivos, fue frustrado con la cooperación de los residentes de dos pueblos de una región rural anteriormente controlada por los rebeldes al suroeste de Damasco.

No dijo cuándo se frustró el posible ataque ni dio más detalles.

El gobierno del presidente Bashar al-Assad recuperó el control de la región densamente poblada de manos de los insurgentes hace unos tres años después de llegar a acuerdos de reconciliación con sus ancianos locales.

Pero las fuerzas de seguridad continúan restringiendo el movimiento hacia las localidades de Kanaker y Zakia, de donde proceden los involucrados en el complot del atentado, según los medios estatales.

Los acuerdos negociados por Rusia recuperaron gran parte del área estratégica de la frontera sur con Jordania e Israel bajo control estatal después de años en manos rebeldes. Pero la región continúa sufriendo la anarquía y los asesinatos selectivos, dicen los residentes.