Una Ferrari roja valorada en 250.000 euros (298.800 dólares) y un arsenal de armas, incluidos revólveres y una espada japonesa, fueron incautados tras la detención de 12 miembros de la banda de narcotraficantes más grande de Madrid.

Se trataba de una pandilla muy violenta, dijo la Policía Nacional de España, que encontró tres dagas y varias armas automáticas durante una serie de redadas, junto con 600 kg de cocaína.

Fueron incautados unos 700.000 euros (836.640 dólares) en efectivo, junto con 20 coches caros, incluido la Ferrari.

Un “abogado de drogas” realizaba tareas legales para la organización, incluido el lavado de dinero, dijo la policía, mientras que los pandilleros usaban nombres en clave para referirse a otros miembros de la organización o a apartamentos utilizados para almacenar la cocaína.

La banda de narcotraficantes financiaba el contrabando de cocaína colombiana y hachís marroquí vendiendo en los Países Bajos y Europa central grandes cosechas de marihuana compradas a cultivadores de toda España.

Los pandilleros vivían en propiedades de lujo pero no se encontraron señales de tener empleos legales.Uno de los arrestos de la policía española en la capital del paísUno de los arrestos de la policía española en la capital del país

“Según los investigadores, era la organización de distribución de cocaína más grande de la capital española”, aseguró la policía en un comunicado.

Un video de las fuerzas de seguridad mostraba a los agentes sacando una bolsa llena de dinero en efectivo de un compartimento oculto en el techo de un apartamento durante una redada.

El líder de la banda, que es originario de Marruecos, fue el enlace entre bandas de narcotraficantes en Colombia, Marruecos, España y el norte de Europa.

La policía española trabajó con sus pares en Colombia en la operación.