24.7 C
Santa Fe
sábado 4 de diciembre de 2021

Ejemplo para la región: Brasil creó más de 260 mil empleos formales en enero

Foto: Archivo

Te puede interesar

Fue el mejor primer mes para la creación de puestos registrados desde el inicio de la serie en 1992, informó el Ministerio de Economía brasileño, con especial impulso del sector industrial.

El sector industrial, generó 90.431 nuevos puestos de trabajo formales en el primer mes de este año en Brasil

La economía de Brasil generó 260.353 empleos formales en enero de este año, el mejor resultado para ese mes desde el inicio de la serie histórica, en 1992, pese a la alta incidencia del nuevo coronavirus en el país, según los datos difundidos por el Gobierno.

El saldo fue producto de 1.527.083 contrataciones y 1.266.730 despidos registrados en el primer mes de 2021, indicó el Ministerio de Economía en un comunicado.

Hasta este año, el mejor resultado para enero databa de 2010, cuando fueron creados 181.419 puestos de trabajo formales.

En enero de 2020, antes de que el país empezara a sentir los efectos de la pandemia del coronavirus, fueron creados 66.818.

“El resultado muestra que el país continuó con la recuperación económica tras el pico de casos de covid de 2020, que cerró parte de las actividades económicas en el país”, indicó la cartera que liderea Paulo Guedes en un comunicado.

La cantidad de trabajadores con contratos formales se sitúa ahora en los 39.623.321 en el país, que aún lidia con preocupantes índices de desempleo cercanos al 14% de la población económicamente activa.

Todas las actividades registraron un crecimiento positivo durante enero, con especial intensidad en el sector industrial, que generó 90.431 nuevos puestos de trabajo formales.

En la misma línea se comportaron el sector servicios (+83.686) y el de construcción (+43.498).

La alta generación de empleo constata el buen resultado en el índice de actividad económica del país, que registró en enero un crecimiento del 1,04 % frente a diciembre pasado, según el Banco Central.

Sin embargo, los resultados de enero no reflejaron el impacto económico de las rígidas medidas de distanciamiento social que buena parte de los gobiernos regionales y municipales han vuelto a adoptar ante el agravamiento de la pandemia, que está en su peor fase en el país.

Brasil afronta en estos momentos una segunda ola de contagios de coronavirus más virulenta y mortal que la primera y que amenaza con colapsar el sistema público de salud a nivel nacional.

El socio mayor del Mercosur es actualmente el segundo país con más infectados, más de 11,5 millones, y más muertes asociadas a la covid-19, con casi 280.000, tan solo detrás de Estados Unidos.

La pandemia también elevó el desempleo a niveles récord, cercanos al 14%, y disparó la deuda pública y el déficit fiscal debido al enorme desembolso del Gobierno para paliar los efectos económicos de la pandemia mediante subsidios para las familias más pobres.

Esas ayudas fueron suspendidas al iniciar 2021, pero el Ejecutivo y el Congreso buscan restituirlas ante el agravamiento de la crisis sanitaria.

[comentarios]

Últimas noticias