Al parecer, la duquesa de Cambridge no entiende por qué su cuñada ha resucitado ahora esta historia que ella ya daba por superada y perdonada.

Primero, por el daño que han causado sus declaraciones a la Familia Real, de la que ella es una de sus máximas representantes. Pero sobre todo, por las palabras de Markle asegurando que no fue ella la que hizo llorar a la duquesa de Cambridge como aseguraron en su día los tabloides, sino al revés: fue Middleton la que provocó las lágrimas de Meghan por una discusión en torno al traje que debían llevar las niñas que ejercieron de damas de honor en su boda con Harry.

“Kate es una persona muy discreta, sobre todo con su vida personal. Por eso nunca antes se ha oído a nadie hablar de supuestas peleas porque es muy cuidadosa con la manera en la que trata a los demás”, aseguraba hoy a OK! la periodista Katie Nicholl, especializada en cubrir la información relacionada con Buckingham.

“Por eso para ella que ahora esté circulando esta historia es muy duro. Kate pensaba realmente que el asunto estaba perdonado y olvidado, así que ver que ha vuelto a salir a la luz está resultando mortificante”, explica Nicholl sin confirmar ni desmentir en ningún momento la versión de Meghan, que en la entrevista efectivamente reconoció que Middleton se disculpó con ella por esa discusión y que incluso le mandó un ramo de flores.

“Según tengo entendido, corren diferentes versiones sobre lo que pasó realmente con las damas de honor, no solo la que contó Markle. El problema es que ni Guillermo ni Kate están en posición de poder responder a las acusaciones directamente”, concluyó esta periodista.