A tres días de haber iniciado el ciclo lectivo, el Colegio Sagrada Familia de Santa Fe debió aislar a tres burbujas ante la aparición de un caso sospechoso de Covid-19 entre el plantel docente del nivel primario.

Los estudiantes de la burbuja 1 de 4° A, 4°B y 6°A, ya no deberán asistir a clases presenciales a causa del contacto con el docente en cuestión. El retorno a las clases presenciales será comunicado a las familias cuando el Ministerio de Salud vuelva a habilitar la asistencia de esos estudiantes.

Es el primer colegio de Santa Fe en el que se hace pública una situación de este tipo, a través de un mensaje que la institución envió a las familias de los estudiantes. Sin embargo, el portal Aire de Santa Fe informó que ya se sucedieron casos similares en otras escuelas de la ciudad.