El artista, declarado admirador del Pontífice, denuncia la hipocresía del Vaticano por negarse a bendecir los matrimonios homosexuales después de haber invertido en ‘Rocketman’, su película biográfica

Elton John ha denunciado la “hipocresía” del Vaticano por negarse a bendecir los matrimonios homosexuales, después de que la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) publicara este lunes un documento en el que aclaraba que los sacerdotes no pueden realizar esta acción puesto que “Dios no puede bendecir el pecado”.

El papa Francisco ha aprobado el texto, que llega solo unos meses después del revuelo que surgió a raíz de un documental del director de origen ruso Evgeny Afineevsky en el que el Pontífice aseguraba que los homosexuales “son hijos de Dios, tienen derecho a una familia”. “Lo que tenemos que hacer es crear una ley de uniones civiles. Así están cubiertos legalmente. Yo apoyé eso”, señalaba el Pontífice en la película Francesco y cuyas declaraciones correspondían a una entrevista de Francisco I con la cadena Televisa en 2019. Una toma de posición que, en ningún caso, tenía que ver con apoyar el matrimonio homosexual ni con la renuncia a la convicción de que los actos sexuales llevados a cabo entre personas del mismo sexo son pecado.

En el nuevo texto publicado, el organismo sí que avala que se impartan bendiciones de forma individual a personas “con inclinaciones homosexuales”, que “manifiesten la voluntad de vivir en fidelidad a los designios revelados por Dios así como los propuestos por la enseñanza eclesial”, pero en ningún caso esto implica reconocer sus uniones, subrayan. El documento es la respuesta a unas cuestiones presentadas por los feligreses y los pastores que reclamaban una clarificación sobre dicha controvertida cuestión.

Tras conocer la noticia, el músico británico no ha dudado en acudir a sus redes sociales para criticar la decisión y recordar una información de 2019 que aseguraba que el Vaticano ayudó a financiar Rocketman, su película biográfica que destaca el matrimonio del cantante con su esposo, David Furnish. “Cómo puede el Vaticano negarse a bendecir los matrimonios homosexuales porque ‘son pecado’ y, sin embargo, felizmente obtener ganancias al invertir millones en Rocketman, una película que celebra que encontré la felicidad en mi matrimonio con David”, escribió Elton John agregando la etiqueta “hipocresía” y junto a dos imágenes de distintos medios de comunicación que corroboran sus palabras.

Elton John hace referencia a la información que publicó en diciembre de 2019 el periódico italiano Il Corriere della Serra, y de la que se hicieron eco otros diarios, sobre las finanzas misteriosas que vinculan al Vaticano con la isla de Malta. Según el artículo publicado por el medio italiano, el Vaticano, a través de los fondos obtenidos en Peter’s Pence, las ofrendas o donaciones que los fieles hacen directamente a la Santa Sede de la Iglesia Católica, destinó más de cuatro millones de euros para financiar la producción de algunas películas, como la última entrega de Men in Black y el biopic de Elton John.

Elton John fue productor ejecutivo de su película y su marido, David Furnish, también se desempeñó como productor de la cinta. Según algunos medios especializados como VarietyRocketman costó alrededor de 40 millones de dólares y recaudó unos 195 millones en la taquilla después de su lanzamiento el 31 de mayo de 2019.

Las críticas de Elton John hacia el papa Francisco contrastan con el entusiasmo y la férrea defensa que el músico británico ha hecho públicamente y en más de una ocasión sobre el Pontífice. En 2013, cuatro meses después de su elección como obispo de Roma y tras ser nombrado “hombre del año” por la revista Vanity Fair, el intérprete de éxitos como Your Song o Sacrifice definió a Francisco I como “un milagro de humildad en la era de la vanidad”. “Este Papa parece que quiere llevar a la Iglesia a los antiguos valores de Cristo y, al mismo tiempo, acompañarla en el siglo XXI. Si sabe llegar a los niños, las mujeres, los hombres que conviven con el sida —a menudo solos y ocultos en el silencio—, su faro de esperanza llevará más luz que cualquier progreso de la Ciencia, porque ningún fármaco tiene el poder del amor”, precisó entonces.

El papa Francisco, portada de 'Vanity Fair' en julio de 2013.
El papa Francisco, portada de ‘Vanity Fair’ en julio de 2013.VANITY FAIR

Un año después volvió a renovar sus elogios hacia el papa Francisco durante la anual gala benéfica contra el sida organizada por la fundación de Elton John en Nueva York, en la que propuso que fuese santificado y le definió como “mi héroe”. “Hace diez años, uno de los principales obstáculos en la lucha contra el sida era la Iglesia Católica. Hoy tenemos un Papa que habla abiertamente sobre ello”, dijo el cantante durante la gala, y añadió: “Hagamos santo a este hombre ya”. Unas opiniones ahora empañadas por el camino que la Iglesia mantiene con respecto a los homosexuales y del que el papa Francisco parece no querer desviarse explícitamente.