Apareció una estatua del primer ministro Netanyahu desnudo y aparentemente defecando a pocos días de las elecciones en Israel. El autor de la escultura no ha sido identificado, pero se cree que fue realizada como símbolo de protesta.

Una estatua que representa al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en la que aparece desnudo y aparentemente defecando, se erigió en el centro de Tel Aviv sorprendiendo a los transeúntes una semana antes las elecciones en el país, informan medios locales.

La escultura de color gris apareció en la plaza Habima sobre un pedestal metálico el miércoles por la mañana.

Cerca de la figura incluso se había instalado una mesa con bocadillos con el propósito de llamar la atención de los ciudadanos. El autor de la escultura no ha sido identificado, pero se cree que fue realizada como símbolo de protesta.

Personas curiosas se reunieron alrededor de la obra para tomar algunas fotografías antes de que la Policía restringiera el acceso. Los oficiales interrogaron a varios individuos en un intento de dar con el responsable, hasta que finalmente la estatua fue retirada.

Esta no es la primera vez que realizan una escultura con la imagen de Netanyahu. En 2016, varios ciudadanos de Tel Aviv derribaron una estatua dorada del primer ministro que apareció de manera misteriosa en la plaza Rabin.

A finales del año pasado, las autoridades retiraron una figura de seis toneladas colocada cerca de la residencia del jefe de Estado. Las dos obras fueron atribuidas al artista israelí Itay Zalait, quien afirmó que eran una forma de protesta política.

La última demostración artística se produce pocos días antes de que los israelíes acudan a las urnas para decidir el destino de Netanyahu. El país celebrará elecciones anticipadas el próximo 23 de marzo, después de que el Gobierno de coalición colapsara en diciembre por su negativa ante la aprobación de un presupuesto. Estos serán los cuartos comicios que se celebran en el transcurso de dos años.