“Jugar con Messi es fácil porque cuando se la das a él sabes que van a pasar cosas. Y eso es lo que trato de hacer, dársela en las mejores condiciones para que sea lo más beneficioso para el equipo”.

El tándem de Pedri con Messi se transformó en uno de los principales sostenes en la estructura del Barça de Koeman esta campaña y, aunque La Pulga no tiene la continuidad asegurada para el siguiente curso, el joven canario aspira a seguir creciendo a su lado: “Ojalá pueda estar cerca de él varios años. Sería genial que pudiera disfrutar de Messi y aprender muchas cosas a su lado.”

Todo se dio muy rápido para él. Hace menos de dos años, en agosto del 2019, hizo su debut con Las Palmas con 16 años. Jugó solamente una temporada allí y llegó al Barça, donde su adaptación ha sido meteórica. Pedri reconoce que no era lo que esperaba. “Bueno, yo pensaba en hacer la pretemporada, y ver si podía quedarme y seguir trabajando para poder tener los máximos minutos posibles. Pero lo que estoy viviendo para mí es una sorpresa”, comentó.

Pedri acaba de ser convocado por Luis Enrique para jugar en la selección absoluta de España (Foto: REUTERS)

Pese a que Ronald Koeman cambió varias veces de sistema, él mayormente se mantuvo entre los titulares. Jugó por fuera y por dentro, siempre demostrando esa calidad que lo llevó a ser citado a La Roja: “Siempre he dicho que la posición donde más me ha gustado jugar es la de mediapunta. Estar detrás del delantero, poder dar ese último pase que tanto me gusta, esa es la posición que elegiría. Intento jugar como lo hacía en la plaza de mi pueblo”.

Sobre sus virtudes, Pedri resalta que siempre intenta “mirar antes de recibir el balón para ver dónde están los compañeros y ver dónde puede estar el espacio”.

“Esas dos cosas son las que en mi cabeza siempre están presentes a la hora de recibir el balón y saber dónde voy a querer jugarlo. Creo que es una de mis mejores virtudes”, concluyó el socio de Messi.