El pasado fin de semana fue puente en México y mientras algunos se quedaron en casa debido a la pandemia, otros decidieron escaparse a la playa en Acapulco. Aunque algunos disfrutaron de su paseo, otros terminaron peleándose a la mitad de la playa.

Un video grabado para las historias de Instagram de un usuario anónimo, se viralizó después de mostrar una batalla que comenzó debido a que una mujer arrojó una chancla y le cayó a la persona equivocada.

En la grabación se puede apreciar que una pareja estaba en medio de una discusión muy fuerte y que incluso se tornó física cuando la mujer comenzó a dar algunos golpes a su pareja. Pero cuando decidió alejarse, tomó una chancla y la arrojó en la dirección del hombre, pero esta pasó de largo y le cayó a otra pareja que estaba detrás del hombre.

Esta segunda pareja, de inmediato, se levantó para enfrentar a la agresiva mujer, quien en vez de disculparse, comenzó a lanzar golpes contra la segunda mujer. Un par de hombres las trataron de separar, pero no funcionó.

En el siguiente clip se puede observar que una tercera mujer, quien estaba a unas cuantas mesas, se acercó para discutir con la primera. Aunque no se escucha lo que se dicen, se puede ver a la primera haciéndole señales con el dedo de en medio.

Pero las cosas se tornaron más agresivas para la siguiente grabación, pues se puede ver a la segunda que literalmente arrastró a la primera mujer del cabello. Pero la pareja de la segunda mujer también participó y entre los dos golpearon a la mujer.

Mientras ella batallaba a golpes con unas personas, su pareja también comenzó a ser rodeado y golpeado por varios hombres.

Finalmente, la batalla llegó a las palapas en donde había gente sentada y quienes se tuvieron que hacer a un lado ya que los golpes se dirigían a ellos. Una vez ahí, las parejas de las mujeres que estaban peleándose por otro lado, agarraron hasta las sillas de plástico para golpearse. Mientras que algunas personas tuvieron suficiente y comenzaron a llamar a la policía.

La batalla campal pudo parar y la gente se comenzó a dispersar, pero no sin dejar algunos daños, pues en los últimos segundos se puede observar que una persona se estaba limpiando una aparente herida.