El dispositivo tiene una forme de orbe que permite sostener el control de forma natural mientras juegan con un alto grado de libertad. No hay restricciones en lo que respecta a cómo se deben mover las manos.

Según indicaron, el diseño fue creado pensando en la ergonomía, por lo que los controles están bien equilibrados y es cómodo sostenerlos, algo que es importante en este tipo de experiencias.

Estos nuevos controles inalámbricos de VR cuentan con características únicas como gatillos adaptables, respuesta háptica, detección táctil, seguimiento, y botones de acción y joystick analógicos, lo que en conjunto permite a los jugadores sentir los juegos e interactuar con ellos de una forma más visceral.

Según Hideaki Nishino, Vicepresidente de Planificación y Gestión de Plataformas de Sony, con las herramientas propias del DualSense y aquellas desarrolladas para estos controles, se busca dar un salto cualitativo en términos de realidad virtual. 

Y aunque no informaron fechas de salida al mercado, el directivo comentó que próximamente los controles y el kit de desarrollo del próximo casco de realidad virtual para PlayStation 5 llegará a manos de los desarrolladores, para que puedan plasmar sus ideas y ver realmente dónde pueden llevar los juegos con esta nueva tecnología.

El sistema PlayStation VR fue lanzado con la PS4 y por 400 dólares sus usuarios pueden acceder a una experiencia diferente. Lo más importante que tuvo el sistema fueron los juegos: al tener una base de jugadores más numerosa, además de un hardware unificado, el kit de Sony recibió una enorme cantidad de títulos que hacían más tentadora la jugada.

Aunque no fue un éxito en ventas, gracias a su relativa sencillez desde la conectividad y amplias opciones de software, PlayStation VR se aseguró la venta de más de 5 millones de unidades para mediados del año pasado.