Ocurrió este miércoles a la madrugada en Caviahue. El violento tenía un restricción de acercamiento. Fue detenido.

El grito desesperado de un vecino frenó lo que podría haber sido otro femicidio en la provincia de Neuquén, esta vez en la localidad de Caviahue. En la madrugada del miércoles, un hombre roció en plena vía pública con combustible e a su ex pareja y la intentó prender fuego.

Según relató el fiscal Marcelo Jofré, el hombre tenía prohibición de acercamiento por un plazo de 180 días, pero la rompió y se presentó en la casa de un amigo de la mujer, en donde estaba ella. “Este señor empieza a hacer algunos reclamos. Y ahí tiró un líquido inflamable, que le quema la puerta en la casa de este señor. Ante esto, la víctima vuelve a su casa, que queda a algunos metros, a ver cómo estaban sus hijos”, explicó el funcionario judicial.

En ese trayecto, el agresor la intercepta y la rocia con el mismo líquido con el que quemó la puerta. “Le dijo que la iba a prender fuego, y en ese momento una vecina gritó y pidió auxilio”, agregó fiscal en declaraciones televisivas. Jofré aseguró que ese grito salvo a la víctima de un homicidio.

Precisó que la denuncia se realizó alrededor de las 3 de la mañana. “En ese momento, cuando me notifican, se ordena la detención. Se examinó a la víctima y a partir de ahí empezó la investigación”, agregó.

Según describió el fiscal, la víctima está con mucho temor. “El acusado está cumpliendo la prisión preventiva en Zapala, estará ahí durante 4 meses”, confirmó.

En relación a la pena que le puede caer al violento, el fiscal Marcelo Jofré explicó: “El código establece una calificación provisoria. Entendemos que estamos en un delito de desobediencia judicial, estamos en presencia de un delito de amenaza simple y lo vamos a concursar como amenaza simple y homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa. Lo que denominamos una tentativa de femicidio. Es un caso grave y tiene una pena alta”.