El dinero metálico, con un peso cercano a los 230 kilos, apareció volcado frente a su casa a medianoche.

Un residente de la ciudad de Peachtree City, en Georgia (EE.UU.), recibió la liquidación de sueldo de su antiguo empleador en forma de una gran cantidad de monedas de un centavo de dólar cubiertas de una sustancia aceitosa que fueron arrojadas frente a su casa a medianoche, informan medios locales.

En noviembre del año pasado, Andreas Flaten renunció a su empleo en el taller mecánico Walker Luxury Autoworks, según explicó, debido al ambiente de trabajo tóxico. Asimismo, recordó que su decisión suscitó una reacción negativa por parte de su jefe, Miles Walker, quien inmediatamente se puso de pie, se llevó las manos a la cabeza y se ausentó del lugar por aproximadamente una hora.

De acuerdo a Flaten, su jefe le quedó debiendo 915 dólares y prometió saldar el valor pendiente para enero de 2021. Sin embargo, faltó a su palabra e incluso acusó al extrabajador de haberle ocasionado daños materiales cuando este llamó para preguntar sobre la demora en la liquidación.

Finalmente, cuando Flaten acudió al Departamento de Trabajo de Georgia, la suma adeudada apareció frente a su vivienda en forma de una pila de monedas cuyo peso total ronda los 230 kilos. Según un video publicado en Instagram por su novia, el dinero estaba acompañado por una nota que rezaba: “¡Jódete!”.

Al ser preguntado sobre este suceso, Walker aseguró que no recordaba si fue él quien botó las monedas allí y añadió: “No tiene importancia, él recibió su paga, eso es lo único que cuenta”.

Mientras tanto, Flaten detalló que guarda las monedas en su garaje y planea limpiarlas para poder usarlas.