Elsa Serrano fue apresada este viernes luego de discutir con la víctima, quien padece problemas psiquiátricos.

Una mujer de 73 años fue detenida luego de rociar con alcohol y prender fuego a su hijo con problemas psiquiátricos, al que habría sedado luego de un brote psicótico ocasionado por una fuerte discusión.

El hecho ocurrió este viernes en una casa de Llavallol y la víctima –identificada como Carlos Aramayo de 45 años- se encuentra internado en el hospital Gandulfo en “estado reservado y crítico” con gran parte del cuerpo quemado.

El ataque fue en una vivienda ubicada en la calle 1 de Marzo al 700 de Llavallol, donde un vecino dio el alerta al 911 para denunciar un conflicto familiar.

En el lugar, la policía se encontró con Elsa Serrano sentada al borde de una cama y a Aramayo, quien había sido rociado con alcohol y prendido fuego.

Rápidamente se le dio asistencia médica al herido, quien fue trasladado para su atención al hospital Gandulfo, al que llegó en grave estado.

La policía detuvo a la mujer, quien está acusada de tentativa de homicidio. El hecho fue el desenlace de una acalorada discusión en medio de una relación familiar muy complicada, según aseguraron sus vecinos.

La mujer les habría confesado a los investigadores que aprovechó que logró sedar a su hijo que había tenido un “brote psicótico”, y luego ante esa circunstancia lo prendió fuego.

Interviene la UFI 16 de Lomas de Zamora, que caratuló el hecho como un “homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa”.