Un operativo de la Municipalidad de Rosario y la Policía provincial desbarató este viernes a la noche una fiesta clandestina en un club de zona sur con más de 350 personas presentes.

El procedimiento fue en Argenper, de Olegario V. Andrade al 1900, en donde los organizadores cobraban una entrada de 100 pesos y había barra de cerveza y tragos.

El club, con muchos jóvenes en sus salones, fue desalojado primero y clausurado después, informó la Secretaría de Control.

Además, por orden del fiscal Sosa, personal policial detuvo a diez personas que serían los responsables del evento prohibido.

Además, se secuestró una caja de madera con 28.100 pesos y bebidas. También tickets de entrada, parlantes, equipos de audio y consola de dj como parte de la evidencia de la irregularidad en medio de la posible propagación del coronavirus.

Sobre ese punto, la secretaria de Control, Carolina Labayru, afirmó: “Son tiempos complicados de pandemia y que pueden complicarse mucho más. Este tipo de decisiones egoístas no serán pasadas por alto. Pedimos responsabilidad a la población”.