Santiago Blautzik, un joven de 21 años, fue internado este domingo en terapia intensiva en Mar del Plata, luego de recibir una golpiza durante una pelea que protagonizaron dos grupos de rugbiers a la salida de un boliche. El joven, que también juega al rugby, perdió dos dientes, tuvo una fractura nasal y lesiones en el rostro y el cuerpo.

Según informó la agencia Télam, la pelea se dio durante la madrugada, cuando al menos siete jugadores de los clubes Sporting y Mar se enfrentaron luego de abandonar el local bailable Quba, ubicado en la Escollera Norte, en la zona de Playa Grande.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, ambos grupos habían mantenido una discusión en el interior del boliche y al dejar el lugar se pelearon en la calle.

El joven debió ser trasladado por una ambulancia del SAME al Hospital Privado de Comunidad, donde este domingo permanecía internado en terapia intensiva. El portal marplatense 0223 indicó que Santiago evoluciona de manera favorable y se espera que este lunes pueda regresar a su casa para seguir con su recuperación.

“Estuvo convulsionando media hora tirado sobre la escollera hasta que vino una ambulancia. Te imaginás que estamos todos mal y esperemos que Santiago no tenga consecuencias en su salud por esto”, le dijo Gustavo Blautzik, padre del joven, a ese portal local.

Conmocionado por los hechos, Gustavo relató que su hijo “perdió el conocimiento 45 minutos por los golpes”. Y subrayó: “Cuando se despertó, a las dos horas lo vio una neuróloga y le preguntó que mes era: le dijo julio. Estaba totalmente desorbitado. Luego en otra visita de la médica, le respondió bien. Pero estamos preocupados. No quiero que otro padre viva lo que estamos pasando”.

“En otras oportunidades me cuentan que hay peleas que se arman, de roces entre clubes. A mi hijo esto es la primera vez que le sucede. Pero este chico no puede andar por la vida así, ya tiene varias denuncias. La otra vez, me contaron que fue a un McDonald´s y le sacó la hamburguesa del plato a otro muchacho, al que no conocía. Cuando el otro lo increpó, lo golpeó. No es normal hacer algo así”, agregó.

Tras la pelea, intervinieron efectivos de la Prefectura Naval Argentina y de la Comisaría 9na de Mar del Plata.

El fiscal Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7, inició de oficio una investigación por el delito de “lesiones”, para determinar las eventuales responsabilidades penales. Como primeras medidas de prueba, el fiscal dispuso el análisis de las cámaras de seguridad del lugar y ordenó además la declaración de testigos del hecho.