Durante su carrera creó alrededor de 20 técnicas profesionales y publicó aproximadamente 150 trabajos por lo que recibió, entre otros reconocimientos, una medalla de oro a Mejor trabajo del año por la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica.

“La profesión me eligió a mí, porque apenas tenía seis años cuando le prometí a mi maestra Sara Ortiz de Giles que la iba a operar gratis cuando fuera cirujano”, había comentado Jurisobre cómo encontró su vocación en una entrevista que dio hace años.

Además de haberse destacado por su labor en la cirugía, Juri atendió a varios famosos y famosas, entre las que se destacan Susana Giménez y Verónica Castro.

El doctor creó una fundación y dirigió una clínica plástica que llevan su nombre y también fue docente universitario y miembro honorarios de 20 sociedades científicas, además de presidente de honor de congresos internacionales y colaborador en 15 libros.