Arminda Banda Oxa ratificó que la funcionaria la tenía “en negro” y que le congeló el sueldo varios años. Dijo que no quería iniciarle los trámites jubilatorios y habló de explotación.

Pero lo más fuerte fue cuando ratificó que la mantuvo “en negro” y que además no le daba aumentos. “Me tuvo en negro 10 años, no me daba aumentos, aguinaldos y vacaciones tampoco”, aseguró Banda Oxa en una entrevista con el programa La Cornisa.

A principios de enero, el abogado de Banda Oxa, Osvaldo Barsanti, denunció que Donda la tenía en negro y que le había ofrecido a su representada un contrato en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) o anotarla en un plan social, si ella renunciaba al trabajo en su casa.

Según la denuncia, que ya está en manos de la Justicia, Arminda, que tiene tiene 62 años y es de origen boliviano, estuvo diez años en negro de los 14 que trabajó en la casa de Donda. Pero las irregularidades no terminaban ahí, porque cuando por fin la blanquearon, estaba subregistrada y le pagaban un sueldo por menos horas de las que trabajaba.

Ahora, Banda Oxa ratificó la situación irregular que vivió en la casa de Donda que incluyó que durante cinco años le pagaran un sueldo de 5000 pesos sin aumentos a pesar de la inflación.

En la entrevista, la ahora ex empleada de Donda contó que no sólo trabajaba bajo las órdenes de la funcionaria nacional sino que también debía lavarle la ropa a las parejas de Donda, cuidar a su madre y a su pequeña hija: “Era una empleada multiuso, era jardinera, cadeta, niñera, hasta le paseaba el perro”. Para Arminda, su empleadora “veía la hora de entrada pero nunca la de salida”.

En otro tramo de la entrevista, Banda Oxa le envío un mensaje a Alberto Fernández que respaldó rápidamente a la titular del INADI y nunca le pidió la renuncia: “Pareciera que manda Donda en vez del Presidente”.

El conflicto se produjo durante la pandemia del año 2020 en el que Donda le explicó a su empleada doméstica que no le podía mantener el sueldo, pese a que la ley indicaba que había que hacerlo. Como presidenta del INADI Donda nunca dejó de cobrar su sueldo. “Me tuvo en negro 10 años, no me daba aumento, aguinaldos y vacaciones tampoco”, dijo la empleada.

“Le había pedido por favor a Victoria que me haga la jubilación, pero me salió con que no podía. Nunca más me habló. A las dos semanas me llamó ofreciéndome un cargo en INADI, no sé qué cargo quería darme. Después me ofreció un plan social pero no le contesté” explicó la ex empleada doméstica de la funcionaria.

Según Arminda no aceptó porque no le parecía correcto: “Apenas sé agarrar la escoba, y un plan social ¿para qué? ¿Para cortar las calles? Los llevan para piquetear ¿Por qué?”, dijo.

Donda está imputada por el fiscal Guillermo Marijuán que entendió que la funcionaria abusó de su condición como tal al ofrecerle un cargo en el INADI a su empleada doméstica con el requisito de que renunciase a su jubilación que debía gestionarle su empleadora. El juez Sebastián Casanello, hasta ahora, no llamó a declarar como imputada a la funcionaria.

A su vez, existe un reclamo económico por parte de los letrados de Arminda Banda Oxa en el fuero Laboral. Donda no se presentó en la conciliación obligatoria.