Los delincuentes le solicitaron al empleado del lugar que les “haga precio” por un turno en el “telo” y lo asaltaron, golpearon y encerraron en una habitación. 

El episodio sucedió en un hotel alojamiento ubicado a la vera de la Ruta 9, en el ingreso al barrio El Porvenir de Las Termas, en Santiago del Estero donde el encargado del lugar fue salvajemente agredido por dos sujetos que entraron armados al lugar y pidieron una habitación para “hacer una orgía”.

Cuando el dueño del motel, de apellido Cajal, de 35 años arribó al lugar a las nueve de la mañana, se encontró con su empleado ensangrentado y encerrado en una de las habitaciones. 

La víctima del violento asalto –de apellido Ovejero, de 58 años- residente en Villa Balnearia le contó que dos hombres en una moto habían ingresado al lugar cerca de las seis de la mañana y le pidieron que “les hiciera precio” para entrar con otras dos personas -que no se encontraban en el lugar- en una habitación y pagar un solo turno

El empleado les respondió que eso no se podía hacer, ya que por el protocolo establecido por la pandemia de Coronavirus indicaba que solo podía ingresar una pareja en cada cuarto.

Ante la negativa, sacó un arma de fuego mientras que su cómplice mostró un cuchillo y entre ambos lo redujeron. Además de agredirlo, le exigieron que entregara todo lo que tenía en su poder.

Luego, lo hicieron ingresar al sector donde funciona la recepción. Trabaron la puerta y empezaron a darle golpes en distintas partes del cuerpo entre ambos, y lo dejaron tirado en el piso.

De el lugar, los delincuentes se llevaron $1000 y un televisor LCD de 32 pulgadas.Después de saquear el lugar, llevaron a la víctima -quien además es pensionado- hasta una de las habitaciones y lo dejaron encerrado.

Según el relevamiento que hizo el dueño, los asaltantes violentaron una puerta trasera para poder darse a la fuga.

Cuando Cajal llegó al lugar y encontró a su empleado, notó que tenía todo el rostro ensangrentado por lo que de inmediato solicitó ayuda. Una ambulancia y personal policial arribaron al lugar.

Ovejero fue trasladado al Centro Integral de Salud de Las Termas para examinar sus heridas, mientras que Rafael Zanni, del fiscal de turno dio orden a los peritos de Criminalística que realizaran los trabajos de rigor en el lugar.

Al cierre de la presente edición, los uniformados realizaban averiguaciones para dar con los delincuentes y analizaban las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del motel, para dar con los delincuentes.