La presentación iba según lo previsto hasta que de repente uno de los animales atacó al otro, provocando que el público huyera de las tribunas.

La presentación iba según lo previsto, pero de repente uno de los elefantes empezó a atacar al otro hasta tumbarlo, para luego morderlo y golpearlo. Los espectadores que se encontraban en las tribunas cercanas salieron huyendo, mientras el personal del circo intentó separar y tranquilizar al paquidermo. Finalmente, los dos animales fueron retirados de la arena sin inconvenientes.

En declaraciones a RIA Novosti, desde el circo señalaron que ninguna persona resultó herida. No obstante, el incidente obligó a cancelar “por motivos técnicos” la función que estaba prevista para la tarde de ese mismo día.