Esilda Rufino se encontraba internada en un sanatorio médico de Córdoba luego de quebrarse la cadera y el codo y con un cuadro de depresión.

Luego de atravesar un duro año marcado por un cuadro depresivo y de recuperación por la fractura de la cadera y el codo, falleció este domingo la mamá de la Mona Jiménez, Esilda Rufino, a los 92 años.

La mujer se encontraba internada en el Sanatorio Allende de Córdoba pero residía en un geriátrico donde se estaba recuperando de las fracturas y de la muerte de un hijo, un nieto y un hermano en los últimos dos años, según difundió el sitio Cuarteteando.

La noticia fue confirmada desde el entorno familiar. Natalia Jiménez, hija del cantante, lo comunicó a través de sus redes sociales con tiernas palabras para despedir a su abuela. “Que en paz descanses Esilda. Gracias a todos por sus mensajes afectuosos para mi papá y la familia”, manifestó la joven diseñadora en una historia de Instagram.

Desde la cuenta de fanáticos de la Mona también expresaron su pésame: “¡Que brille para usted la luz que no tiene fin querida Esilda! Q.E.P.D.”.

“Tuve un año terrible, si no fuera por mi hijo y su alegría que me contagia apenas lo veo o lo escucho, sería más difícil”, había asegurado Esilda en octubre en una entrevista al portal cordobés.