Angelina Jolie ha acusado a su exmarido, Brad Pitt, de violencia doméstica. La actriz cuenta con el apoyo de su hijo Maddox en su nueva ofensiva legal por la custodia de su familia numerosa, algo por lo que el intérprete afirma sentirse “totalmente devastado”, según recogen varios medios estadounidenses.

Fue el pasado 12 de marzo, en la fase final de su guerra judicial, cuando la artista presentó nuevas pruebas contra el actor, afirmando que tanto ella como sus hijos estarían dispuestos a presentar “pruebas y testimonios que demuestran violencia doméstica”.

De hecho, el hijo mayor de la expareja, Maddox, ya habría testificado contra Pitt. “Maddox ya ha dado testimonio como adulto en la disputa de custodia en curso y no fue muy halagador para Brad”, recoge Us Weekly.

El actor de Malditos bastardos asegura que se encuentra “totalmente devastado” por esta situación, que lo aleja todavía más de sus seis hijos: Pax, Zahara, John y los mellizos Knox y Vivienne, quienes viven con Jolie; y de Maddox, que se encuentra en Seúl (Corea del Sur), donde cursa sus estudios universitarios.

Maddox perdió el contacto con su padre hace cinco años y, según declara la prensa estadounidense, el joven pretende cambiar legalmente su apellido, aunque Jolie le aconseja “que no lo haga”.

La distancia entre padre e hijo parte de un incidente que tuvo lugar el 14 de septiembre de 2016, cuando, en un vuelo entre Francia y Los Ángeles, Pitt habría agredido física y verbalmente a Maddox. El actor se encontraba presuntamente bajo los efectos del alcohol.

El actor, acusado de abuso infantil, fue investigado por el FBI y el Departamento de Servicios Familiares e Infantiles del condado de Los Ángeles y fue absuelto por falta de pruebas, ya que “no hubo contacto físico inapropiado” entre ellos. No obstante, los testimonios de sus hijos podrían provocar que se reabra el caso.

Los hijos menores de la expareja estarían dispuestos, además, a sumar sus testimonios al de Maddox, tal y como informa The Blast. Esto impediría que Pitt accediera al 50% de la custodia legal de sus hijos menores.