El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que el país está “yendo bien” y que es un “ejemplo” para el mundo para enfrentar la pandemia, sin mencionar el colapso hospitalario que atraviesa la nación.

“Estamos yendo bien pese al problema gravísimo que enfrentamos desde el año pasado. Pero así y todo Brasil viene dando el ejemplo. Somos unos de los pocos países que está en la vanguardia de la búsqueda de soluciones”, dijo Bolsonaro en un discurso durante un acto en el Palacio del Planalto, sede del gobierno.

La declaración ocurre cuando Brasil es el epicentro mundial de la Covid-19, con más de 2.000 muertos diarios en promedio en los últimos siete días y 24 de los 26 estados y la capital, Brasilia, en colapso sanitario y en cuarentenas con toque de queda nocturno.

El Presidente acudió el viernes pasado a la corte suprema para que se terminen las cuarentenas en los estados de Bahía, Rio Grande do Sul y Brasilia.

El mandatario este lunes hizo el discurso de lanzamiento del programa Aguas Brasileñas, iniciativa con el sector privado sobre saneamiento básico, en el marco del Día Mundial del Agua.

Brasil acumula unos 12 millones de casos positivos y superó las 294.000 muertos.

Bolsonaro defiende que Brasil es el quinto país en vacunación, con más de 11 millones de dosis aplicadas desde el 17 de enero.

El Gobierno ordenó utilizar las casi 30 millones de dosis en territorio nacional para esta semana aplicarlas todas como primera dosis, confiando en la producción de sus plantas del Instituto Butantan y Fiocruz para la segunda.