El próximo jueves 25 de marzo, cuando se cumplen cuatro meses del fallecimiento de Diego Maradona, su hijo italiano, Diego Jr., recibirá la nacionalidad argentina, confirmó el Consulado General del país en Roma.

Siempre tuve claro ser 50 por ciento napolitano y 50 por ciento argentino. Para mí, es un orgullo y una emoción enorme. Sé que, desde el cielo, mi papá va a estar también muy orgulloso; su amor por la Argentina no le entraba en el cuerpo“, afirmó el jugador de fútbol en declaraciones de prensa divulgadas por la sede diplomática.

Las autoridades consulares confirmaron que toda la documentación se encuentra en regla para el ejercicio de la opción prevista en la Ley de Ciudadanía Argentina, que permite esa posibilidad a los hijos de argentinos nacidos en el exterior.

Maradona Jr, quien nació el 20 de septiembre de 1986 en la ciudad de Nápoles, fruto de la relación de su madre Cristiana Sinagra con el Diez, fue primero reconocido por la Justicia italiana y en 2016 por el propio ex capitán y DT del seleccionado argentino, con quien mantuvo una relación estrecha desde entonces.

Una vez más Diego nos vuelve a traer alegría. Escuchar el anhelo de su hijo por ser argentino y sus consultas respecto de cómo obtener la nacionalidad también para sus hijitos incrementan nuestro propio orgullo de ser argentinos, tal como lo lograba su padre con la pelota entre los pies o cuando, siguiendo sus convicciones, se rebelaba frente a lo que consideraba injusto“, declaró la cónsul general, Ana Tito. “En Nápoles se sostiene como un mantra que Diego fue un napolitano nacido en Argentina y próximamente nosotros, los argentinos, podremos concluir esa afirmación -indiscutible porque nace del afecto- diciendo todos los Maradona nacidos en Nápoles también son argentinos“, celebró la funcionaria.

También fue muy emotivo el día después de la muerte de su padre cuando él escribió en las redes y compartió una foto del mítico estadio San Paolo, popularmente conocido como “El Napoli“, con todas las luces encendidas en homenaje a la partida del astro del fútbol, y escribió: “El capitán de mi corazón no morirá nunca“.