El choque ocurrió esta madrugada en la localidad bonaerense de Banfield, partido de Lomas de Zamora, donde dos policías resultaron gravemente heridos.

El siniestro ocurrió alrededor de las 4.30 en la esquina de Santa Fe y Las Heras cuando un patrullero que circulaba a alta velocidad por la calle Las Heras no respetó la luz roja del semáforo y fue embestido por un camión repartidor de diarios que transitaba por Santa Fe.

El fuerte impacto, que destrozó el frente el camión y el costado izquierdo del auto, hizo que el patrullero terminara incrustado dentro de una casa y que los efectivos tuvieran que ser trasladados de urgencia al Hospital Gandulfo.

Según trascendió, los policías resultaron con fractura de pelvis, perforación de pulmón y serios politraumatismos; y ahora esperan ser trasladados a algún centro de salud de mayor complejidad.

De acuerdo a lo registrado por una cámara de vigilancia apostada en esa esquina, el patrullero circulaba sin balizas por lo que resta averiguar si efectivamente estaba acudiendo a un llamado de emergencias para justificar la infracción de tránsito cometida; que desencadenó el brutal choque.

El patrullero se incrustró en frente de una casa y quedó averiado sobre la vereda

“Estaba durmiendo y sentí una explosión. Esta esquina es como una autopista, nadie respeta el semáforo después de las 10 de la noche”, contó a TN el dueño de la casa, cuyo frente quedó destruido por el impacto.

“Lo único que vi es el patrullero dentro de mi casa, me destruyó todo”, se quejó el hombre luego que advirtiera que la casilla donde está el gas se desmoronó y la reja del frente quedó toda doblada.

“En esta esquina es habitual que pasen estos accidentes pero son cosas que no pueden ocurrir más”, sostuvo el hombre; preocupado por quién se hará cargo de los daños que el patrullero le ocasionó a su propiedad.

No es la primera en lo que va del año que un siniestro vial tiene como protagonista a un móvil policial. El domingo 31 de eneroseis patrulleros chocaron en cadena en la Ruta 2, a la altura de Castelli, y un policía debió ser hospitalizado.

El convoy, integrado por camionetas pickup de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), había partido desde Mar del Plata y se dirigía a La Matanza cuando el conductor del primer vehículo de la caravana se distrajo y produjo el choque.

Como consecuencia del impacto, uno de los efectivos que participaban de la caravana debió ser trasladado por una ambulancia del SAME al Hospital Dr. Ramón Carrillo con un fuerte dolor en el cuello.

Los vehículos, en tanto, sufrieron averías mecánicas: presentaron hundimientos en la cabina trasera y en las parrillas delanteras, algunos tenían el capot levantado y otros emanaron humo desde el motor.

Otro hecho similar tuvo lugar el 18 de enero en Merlo durante una persecución policial, en la que dos patrulleros chocaron entre sí cuando intentaban detener a una pareja de delincuentes.

A raíz del hecho. que ocurrió cerca de las 11 de la mañana en la esquina de las calles Vieytes y Vespucio, dos vecinos que compraban en una verdulería sufrieron heridas leves y tres efectivos policiales recibieron algunas contusiones en el cuerpo.

Tras dar aviso de los sucedido, otro patrullero continuó con el operativo cerrojo e intentó dar con los malvivientes que se desplazaban en un auto. Fueron detenidos a pocas cuadras de allí y les secuestraron un arma de fuego calibre 38 no apta para el disparo, una réplica de pistola color gris, a aire comprimido, y una cartera color verde perteneciente a la mujer que había sido asaltada a tempranas horas de la mañana.