El nuevo ministro de Seguridad de la Provincia, Jorge Lagna, mantuvo una reunión con el intendente de Rosario, Pablo Javkin, este martes en la sede de Gobernación. Hablaron sobre el tema que más preocupa a la ciudadanía de esta localidad, la inseguridad.

“Acá no hay espacio para no trabajar en conjunto y para no darles resultados de mayor tranquilidad a nuestra gente”, dijo Javkin a canal 3. “Hay que trabajar en todos los planos. En el tecnológico, en la presencia policial y en nuestro caso también con algunas acciones territoriales como iluminación, poda. Qué pasa con los jóvenes. Estamos viendo las consecuencias económicas y sociales de un año sin escuelas”, consignó el intendente. “Operatividad, mirada sobre el territorio y trabajo en conjunto. La gente nos reclama presencia”, afirmó el mandatario.

El intendente Javkin dijo también: “Nosotros tenemos un problema que es real que tendrá que ver con nuestra ubicación logística. Y que requiere de respuestas. La clave es asumir la responsabilidad que tenemos”. “Son dos planos. Uno es el plano del cuidado cotidiano. Por otra parte, el narcotráfico requiere redes de cómo circula el dinero. Eso es otro plano”.

Con respecto a los conductores que corrían picadas ilegales que se cobraron dos víctimas la noche del viernes, aseguró: “La justicia tiene que ser severísima. Esa gente no puede salir. La máxima sanción. No pueden quedar libres así como así”.

En tanto, Lagna comentó sobre el cónclave: “Le explicamos lo que estamos haciendo. Tenemos 500 nuevos agentes en la calle y en el corto plazo hemos logrado sacar de los escritorios 500 policías más. Quiero tener el 70 por ciento de la policía en la calle. A eso le sumamos un gran aporte en equipamiento. Llegan 60 motos para patrullar la ciudad”. El ministro expresó además: “No hay compartimentos estancos. Hay un gran reclamo de seguridad de la sociedad”. “Necesitamos un compromiso muy férreo de la justicia. Tiene que ver la justicia con la seguridad. Hay una gran desconfianza en las instituciones”.

Por otra parte, el ministro tiene previsto reunirse con el intendente de la ciudad de Santa Fe, Emilio Jatón, el martes próximo. También con el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín, cónclave previsto para el viernes que viene. La Iglesia Católica presentó un documento en el Concejo Deliberante rosarino donde se marcó la violencia con la que se vive en los barrios más humildes de la ciudad del sur.