9.4 C
Santa Fe
martes 3 de agosto de 2021

La Agencia Europea de Medicamentos desaconsejó la utilización de ivermectina

Imagen ilustrativa: gentileza

Te puede interesar

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) desaconsejó la utilización del antiparasitario ivermectina en la prevención o el tratamiento del coronavirus por fuera de ensayos clínicos controlados. El mes pasado, el mismo laboratorio que produce la droga había advertido que no existía evidencia científica para indicar su uso en los casos de covid.

La EMA “concluyó que los datos disponibles no apoyan su uso para la covid-19 por fuera de ensayos clínicos”, informó la agencia con sede en Ámsterdam en un comunicado.

Desde el organismo remarcaron que se necesitan otros estudios “para sacar conclusiones sobre la eficacia y la inocuidad del producto en la prevención y el tratamiento de la covid-19”.

La eficacia de la ivermectina contra el coronavirus, a veces presentada en las redes sociales como remedio “milagro”, no está demostrada científicamente. El empleo de esa medicina como tratamiento contra la covid-19 no está autorizado en la Unión Europea, y la EMA no recibió “ninguna petición para tal utilización”, precisó el regulador europeo.

A principios de febrero, la farmacéutica Merck, que comercializa la ivermectina, aclaró que hasta la fecha “no hay base científica” para afirmar que tiene “un posible efecto terapéutico contra covid-19”.

Desde la compañía dijeron que además de no existir evidencia “preclínica” de los efectos de esta droga en el tratamiento de la covid-19 tampoco hay “evidencia significativa de actividad clínica o eficacia clínica” en pacientes con esa enfermedad.

Por último, sostuvieron, los datos disponibles hasta el momento no son suficientes para respaldar “la seguridad y eficacia de la ivermectina más allá de las dosis y poblaciones indicadas en la información de prescripción aprobada por la agencia reguladora”.

Esta droga está indicada para el “tratamiento de la estrongiloidiasis intestinal (es decir, no diseminada) provocada por el parásito nematodo Strongyloides stercoralis y para el tratamiento de la oncocercosis a partir del parásito Onchocerca volvulus”. Popularmente la droga es de uso veterinario y humano contra parásitos, como la sarna, la oncocercosis y los piojos.

[comentarios]

Últimas noticias