La fiscal platense Karina Guyot dijo que los rastrillajes en San Vicente y Alejandro Korn se frenaron por el mal tiempo. Esperan el resultado de los peritajes de los elementos encontrados durante el megaoperativo del miércoles.

Las fuertes tormentas que azotaban este jueves al conurbano bonaerense pusieron freno a la intensa búsqueda de Tehuel de La Torre, el joven trans de 21 años que desapareció hace 14 días en la localidad bonaerense de San Vicente, cuando fue a una entrevista laboral a la casa de un conocido que está detenido.

Así le confirmó la fiscal platense a cargo del caso, Karina Guyot, quien además indicó que peritarán los elementos levantados este miércoles en el megaoperativo con fuerzas federales de seguridad y perros adiestrados que tuvo lugar en un campo del barrio La Esperanza, en la localidad vecina de Alejandro Korn.

Ayer, la Policía Federal, con el apoyo de cuatro perros adiestrados, y georadares de la Gendarmería Nacional, se sumó al operativo desplegado por sus pares de la policía bonaerense para encontrar a De La Torre, quien desapareció cuando fue a una entrevista laboral a la casa de un conocido, que está detenido.

Se trata de Luis Alberto Ramos (37), la persona a quien Tehuel fue a ver porque le iba a ofrecer un trabajo de mozo y que ahora está detenida por falso testimonio y como principal sospechoso de la desaparición.

En ese sentido, la fiscal Guyot ya requirió fecha para poder realizar las pericias sobre elementos secuestrados de la casa de Ramos, entre ellos algunos cabellos, dos envoltorios de preservativos y teléfonos celulares.

Tehuel fue visto por última vez alrededor de las 19 del 11 se marzo, cuando salió de su domicilio rumbo a una entrevista laboral, de la que nunca regresó.

Tras la denuncia que hizo su pareja, la policía y la fiscal Guyot desplegaron diversos operativos, entre ellos en la casa de Ramos, quien según las fuentes tiene antecedentes de violencia y por venta de drogas.

Ramos reconoció haberse encontrado con Tehuel el 11 de marzo a las 16.30, aunque dijo que no fueron a ningún evento y que cada uno se fue por su lado.

La Justicia ordenó el 16 de marzo pasado un allanamiento en la casa del sospechoso, donde personal de la Policía Científica secuestró pelos para ser analizados, dos envoltorios de preservativos abiertos y realizó el levantamiento en busca de rastros hemáticos para ADN.