En Tailandia, un joven decidió comprar en una tienda en línea un iPhone 7, pero se sorprendió cuando le llegó a su casa un escritorio con la forma de dicho modelo de Apple.

Según la prensa internacional, el hombre no verificó los detalles del producto antes de concretar la compra. Simplemente se basó en las imágenes, en las que no se diferenciaba un escritorio de un iPhone 7 original. Lo único que le llamó la atención fue el alto costo del envío, pero no se molestó en averiguar el porqué.

Cuando le llegó su ‘smartphone’, el joven se quedó sorprendido porque recibió una réplica gigante del iPhone 7 en forma de escritorio.

La compra la realizó en la página ‘Lazada’, perteneciente a Alibaba Group. En un principio, según contó en un post de Facebook, le sorprendió el elevado precio del dispositivo, sin embargo, creyó que era por la marca.

El comprador, sin saberlo, adquirió un producto de ‘imitación’ completamente lejano a los aparatos electrónicos

En tiendas virtuales coreanas se venden replicas de escritorios con modelos de iPhone y fue uno de estos el que compró el joven.

A simple vista si se podría confundir, es por ello que se deben tener en cuenta las especificaciones de tamaño y precios.

Siempre es importante leer hasta el mínimo detalle durante una compra por internet. Vale destacar, además, que los costos de un producto pueden variar dependiendo el lugar de envío y del lugar de destino.