Es el segundo país del mundo en introducir la medida, después de la India.

Las parejas en Nueva Zelanda que sufran un aborto espontáneo serán elegibles para una licencia por duelo remunerada en virtud de una nueva ley aprobada por el Parlamento.

La diputada Ginny Andersen, quien presentó el proyecto de ley, dijo que permitiría a las madres y sus parejas “aceptar su pérdida” sin tomar una licencia por enfermedad.

La legislación, que fue aprobada por unanimidad en el parlamento, prevé tres días de licencia por duelo.

Anderson dijo que una de cada cuatro mujeres en Nueva Zelanda ha tenido un aborto espontáneo y esperaba que la nueva disposición les diera “tiempo para aceptar su pérdida sin tener que recurrir a la licencia por enfermedad”.

“Su dolor no es una enfermedad, es una pérdida. Y la pérdida lleva tiempo”, dijo, y agregó que Nueva Zelanda estaba “liderando el camino para una legislación progresista y compasiva”.

Hace un año, el parlamento aprobó un proyecto de ley de reforma que despenalizó el aborto y permitió a las mujeres elegir una interrupción hasta las 20 semanas de embarazo.