Alrededor del mundo hay cientos de murales dedicados al astro argentino del fútbol Diego Armando Maradona, fallecido en noviembre de 2020. Entre ellos, uno en especial llama todavía más la atención: le crece el pelo. No solo es interactivo, sino también está hecho con elementos de la naturaleza, y esconde una emocionante historia detrás.

La cara del icónico Diego Maradona ofrece una sonrisa en un mural de Berazategui, en el sudeste de Buenos Aires. La figura muestra una parte del pelo de Maradona pintada de negro, mientras el resto de los rulos los representa un enorme árbol detrás de la pared. La ingeniosa composición de la obra la ha destacado entre los cientos de homenajes artísticos dedicados al número 10.

Pero no solo la pintura es impresionante, sino el motivo por el que se la hizo. Los creadores pertenecen a la organización comunitaria Lugar del Sol, una de las casas que pertenecen a Chicxs del Pueblo, organización que trabaja con jóvenes de toda Argentina ofreciendo cursos y talleres de diversa índole.

Entre las actividades estaba organizar partidos de fútbol. En 1991, Maradona fue junto a su familia a uno de esos partidos, y terminó jugando con los chicos del barrio. Así lo contó una de las integrante de Lugar del Sol a Dalma Maradona, la hija del futbolista, que estuvo en esa oportunidad acompañando a su padre, cuando era solo una niña.

“Siempre recordamos ese gesto tan amoroso y por esa razón el año pasado uno de nuestros compañeros educadores y con gran talento hizo este mural antes de que ascendiera a los Cielos”, le escribió a Dalma.